La mansión embrujada

Todo el pueblo lloró por su ausencia luego de que Mateo Mitma desapareciera sin explicación alguna después de cruzar la puerta de una casa extraña que los niños de la zona difundían como la vieja mansión embrujada sin que sus padres pudieran contradecirlos.

| 12 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 680 Lecturas
680

Mateo entró en la casa y desapareció. Fueron testigos de este raro suceso su esposa, su mejor amigo y sus hijos Lucía y Andrés y algunos vecinos. El pueblo quedó consternado y más consternado aún cuando Mateo Mitma volvió a salir de la casa por el mismo lugar que había entrado, después de exactamente dos años de ausencia.

Cuando entró nadie se dio el trabajo de buscarlo dentro de la casa por el temor de no salir nunca jamás. Ni siquiera su esposa ni su mejor amigo intentaron rescatarlo ni el sacerdote se atrevió a nada. Solo lo lloraron día y noche por creer que había sido víctima de una tragedia endemoniada.

Cuando Mateo Mitma salió de la casa no entendía qué pasaba a su alrededor porque para él no había pasado dos años sino apenas veinte minutos.

Los niños se escondían al mirarlo con su cara de asombro perpetuo; las mujeres creyentes se arrodillaban ante él para pedirle milagros; el sacerdote difundió en todo el pueblo que Dios había hecho una obra celestial después de mucho tiempo.

Mateo Mitma no podía entender lo que había ocurrido y casi le da un derrame cerebral al ver que su esposa estaba embarazada de su mejor amigo y que sus hijos estaban ya a un paso de la adolescencia y lo veían como si hubiera vuelto de la muerte.

El sacerdote le explicó a Mateo Mitma en todos los idiomas lo que había ocurrido para que no se suicidara. De algo sirvieron las palabras del sacerdote porque el pobre hombre, enredado en el laberinto de su desdicha, con todo el pueblo mirándolo como a aparecido por la obra de Dios, totalmente confundido, volvió a cruzar la puerta de la casa a la que no debió entrar nunca.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario