La Maldición de Mal’Pal’

No saben cuánto esperé la salida de ese ex ministro madafaka mutante.

Por Diario La Primera | 16 set 2010 |    

Eso le pasa por meterse con este pechito (de gato), pues ya revelé que estoy protegido por la arcadia de los poetas chifitas: lo electrocutó un verso anti fascista con soundtrack de Wagner de fondo (el anillo del nibelungo por el anillo del tío golmodi). Ahora, me han encomendado otra misión: es un hombre mayor de fútbol, protegido por la FIFA, que no ha hecho sino ilusionarnos con el sucesivo fracaso de su trabajo frente a la selección de fútbol. Ojalá que también me denuncie, que me haga un keko y ya, chaufa especial; fácil le da una bajada tipo ingesta de sopón de té verde y nunca más se pone los pantalones de dirigente. Los peruanos en España me mandan mensajes en mi Facebook para que me pare frente a su casa de este Homero Simpson y cuando abra la puerta de su auto ponga mi cacharro por ahí, y listo, otro con mi saladera, más brava que guiño de bruja. Toda la pipol ya quiere usar mis súper poderes, candidatos a alcaldes, afiebrados coleguitas, no saben que sólo es mi fase level 1, además no les liga porque sólo funciona con los de corazón noble (Chapulín Colorado power) y de buenos sentimientos (puro, como el amor de una madre); no les alcanza, pe, ratas naranjitas. Otro de los candidatos para que reciba la maldición del Malapalabrero es un cardenal que se ha quedado calladito ante la derogación del decreto 1097. El causa está más mudo que el arte de Marcel Marceau. Parece que el Sr. Burns se partió la lengua cuando supo que lo sacaban a su hijo predilecto, y también le llegará la maldición del boxer salino, de todas formas, pe. Me han dicho que me pare en la puerta de la Catedral, de repente me cuelga de un poste, mismo perro ochentero, you nou.

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe