La Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo

Con la promulgación de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo efectuada por el actual gobierno, se atiende la demanda de miles de familias peruanas, que venían atravesando el calvario de exigir justicia, debido a que la informalidad empresarial provocó la muerte o accidente del sostén de la familia, afectando su calidad de vida y el futuro de los niños y niñas.

| 26 agosto 2011 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.5k Lecturas
1569

Esta iniciativa siempre fue dejada de lado por los gobiernos de turno, como el del aprista Alan García, quien se negó a promulgarla. Cabe mencionar, que el proceso de aprobación se inició en el 2007 con la propuesta legislativa de la CGTP, la cual se consolidó con los aportes de diversas federaciones y los grupos políticos, como el nacionalismo, quienes la impulsaron hasta lograr que el Presidente Ollanta Humala, la promulgara el 19 de agosto.

La norma penaliza las acciones empresariales que expongan la vida o salud de sus trabajadores, además de promover la capacitación y prevención con la participación de los empresarios, trabajadores y Estado. Asimismo, se compromete a las empresas principales a vigilar y asumir las responsabilidades cuando las contratas o sus similares no cumplan con lo dispuesto en la norma.

Un punto importante de la ley es que promueve la participación activa de los sindicatos en los denominados Comités de Seguridad y Salud en el Trabajo con las garantías legales correspondientes para evitar las represalias, hostilizaciones y despidos. Otro aspecto fundamental es el fortalecimiento de la labor de fiscalización del Ministerio de Trabajo incluyendo las actividades mineras, que antes era atribución del Osinergmin. La autoridad podrá determinar el pago de una indemnización a las víctimas.

La ley impulsa también la elaboración de un registro nacional de accidentes de trabajo (somos el único de la región que no la tiene) para conocer con exactitud los datos estadísticos de fallecimientos, lesiones o enfermedades profesionales con la finalidad de orientar acciones que permitan disminuir estas contingencias y proteger a los trabajadores y sus familias.

La CGTP y sus bases esperan que este gesto del Presidente Humala y su gobierno sea el inicio de una serie de acciones políticas destinadas a resolver el problema laboral que afecta a las grandes mayorías, como parte de la anunciada inclusión social y de la gran transformación.

Expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de RELIMA AMBIENTAL, muchos de los cuales están sufriendo enfermedades (lumbalgia, tuberculosis, etc) como consecuencia de la precariedad con que efectúan sus labores y la negativa de la empresa de dar solución a su pliego de reclamos, donde se reclama atención al personal que se ha enfermado en plena labor y la ejecución de acciones preventivas para evitar la propagación. Esperamos que las autoridades, teniendo en cuenta la nueva ley, interpongan sus oficios para atender esta justa demanda laboral.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista