La huella del agua

Los astrofísicos han llegado a la conclusión que el agua es el elemento que deben buscar en el universo para saber si existe vida; es decir H2O. Sin agua no hay vida.

| 11 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 2k Lecturas
2012

Todos los organismos, entre ellos nosotros, son agua organizada con algunos elementos más. Para ser más precisos representa el 60 % de nuestro peso corporal.

El agua ha sido siempre importante en la historia de la humanidad, no solo desde la reflexión filosófica - los griegos consideraban que el mundo estaba construido de aire, agua, fuego y tierra- también desde una perspectiva más pragmática: La sede del poder en la Lima prehispánica se ubicaba en la actual Plaza Mayor, dominando las bocatomas que regaban el valle.

La creciente población del planeta -siempre sedienta- ha determinado que el agua se convierta en un bien estratégico. Hay países que la poseen en exceso (Holanda), otros la tienen escasa (Israel) y existen aquellos que la tienen abundante pero su distribución y disponibilidad es complicada y difícil. Es el caso del Perú.

El Perú es contradictorio. El perfil transversal que presenta, determina que la costa sea un desierto surcado por pocos ríos; que la sierra sea montañas que reciben lluvias que nutren ríos y llenan lagunas, y que la selva, además de recibirlas abundantes, las recolecte de las cuencas orientales de los andes.

La contradicción estriba en que la mayoría de los peruanos habita en la costa, donde el agua es escasa, pero posee las mejores tierras para la agricultura. De ahí que sea necesario planificar ingenierilmente sobre el agua en el Perú.

El agua en la costa es estacional. En el invierno los ríos bajan disminuidos por falta de lluvias en la sierra, incluso algunos se secan. En verano bajan cargados, millones de m3 se pierden cada año en el océano, son pocas las represas existentes y atesoran sólo una fracción de esa efímera bonanza acuífera.

Por ello, estimo pertinente reforzar una política anti cíclica para el agua, política que debe iniciarse con un inventario de todos los posibles vasos de retención de esa bonanza y construirlos a ritmo adecuado junto con sistemas para recargar el acuífero, que no es otra cosa que introducir agua al suelo en las cabeceras de los valles costeños. Los expertos señalan que es igual la recarga del acuífero que una represa, porque al final, por gravedad, llegará de todas maneras abajo, donde se la necesita.

El Ingeniero Julio Kuroiwa hijo, Jefe del Laboratorio Nacional de Hidráulica de la UNI, considera sumarse a un esfuerzo internacional para inventariar la huella del agua en los innúmeros bienes y servicios que la incorporan en sus cuerpos y en sus procesos productivos, y así determinar el beneficio- costo de un producto desde esta perspectiva. Por ejemplo, me dice: en la tasa de café que estamos consumiendo, están comprometidos 24 litros del agua.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...

Javier Sota Nadal

Opinión

Arquitecto