La gran victoria

Salió con la misma idea de su “enemigo” Bayern de Munich. Utilizó a Reus y Blaszczykowski como lo hizo Heynckes con Ribery y Robben. Es una fórmula arriesgada. Pues los dos elementos que van a los costados como volantes extremos deben aportar en la ofensiva y apoyar en la marca.

| 25 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 844 Lecturas
844

Por ejemplo en la selección peruana cuando juegan Farfán y Vargas por los extremos, debilitaban la marca. Eso aprovechó Chile en Santiago y terminó ganándonos.

Klopp formó dos líneas de cuatro. Eran 8 que defendían. Mientras que Gotze y Lewandowski eran los delanteros. Ambos debían esperar los pases largos desde la defensa para salir rápido.

La indicación era que Reus y Blaszczykowski no acompañen a los delanteros y que solo pasen a la ofensiva cuando les lancen balones desde su campo. Así mantenía un equilibrio.

Al igual que Barcelona, el hombre en punta que era Higuaín no recibió nunca el balón. Y cuando ingresó Benzema y Di María el trámite no cambió. Mourinho debía modificar el sistema porque el tema no era problemas de hombres. Ronaldo fue el único que apeló al desequilibrio individual para generar algo de fútbol.

En los minutos finales, ingresó Kehl para reforzar la volante, con lo cual pasó Reus a jugar en una línea con Gotze, dejando como único punta a Lewandowski. Creo que Borussia se contentó con el 4-1. Real era un equipo noqueado que fácilmente pudo encajar dos tantos más si los alemanes hubiesen querido.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com