La fuerza de la verdad

Los cambios que día a día se vienen produciendo en el termómetro electoral para el sillón a la alcaldía de Lima Metropolitana son importantes, sobre todo en uno de de los candidatos que en las encuestas figuraba con baja preferencia y hoy ya no es así y sus curvas ascendentes anuncian para el 3 de octubre una nueva configuración.

Por Diario La Primera | 20 ago 2010 |    

Hoy quiero llevar el análisis por otro camino, ¿Porqué está sucediendo esto?, ¿cuál es la causa que está motivando una reacción positiva en algunos segmentos de la comunidad en torno a esta candidata, me refiero a Susana Villarán, día atrás ninguneada? Está sucediendo esto porque acciones incorrectas de los “preferidos” se empezaron a transparentar ante la opinión pública, con hechos comprobados, a los que denominaremos LA VERDAD, y esta se convierte en una fuerza arrolladora, pero al revé, para ellos. No se puede mantener por años la mentira, la doble conducta, la media verdad, el sofisma y la demagogia, esta termina por volverse en contra de su autor. Todo lo contrario sucede cuando se transparenta autenticidad, lo que está sensibilizando la población con Susana, una conducta sin doble moral y presentación de su forma de pensar sin estúpidos pudores ni ocultamientos mentecatos ni promesas delirantes de mega proyectos, muchas irrealizables. Una importante porción de la población lo empieza a sensibilizar, a pesar de los contubernios de los otros entreverados con el poder de la mega prensa de alquiler. Los políticos muchas veces se equivocan y sobre todo sus geniecitos de imagen que también actúan dejando entrever una doble moral, más grande que el estadio nacional y llevan al despeñadero a sus clientes. Pero esto es así porque hay algo mas poderoso que es la fuerza de la verdad, tarde o temprano, produce réditos en esta eterna lucha de la especie humana entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, la verdad y la mentira. Todo esto porque cuando se van a regir los destinos de la cosa pública se requiere de otra cualidades, quien está más cerca del bien común, quien está más cerca de la comunidad más necesitada, pero de verdad no de boca para afuera o solo por campaña, como lo vemos hoy. Hasta el lunes.

    Federico Battifora