La fiebre convulsa de comprar

Lo malo de estos días es que casi todos se vuelven compradores convulsos. Todos, hasta los que menos tienen, que son la mayoría, entran en una fiebre de querer comprar como si de eso se trata las fiestas de fin de año que están por llegar.

| 22 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 887 Lecturas
887

Me refiero al acto de comprar por comprar, como esa manía de algunas chicas respetadísimas que dicen que su pasatiempo favorito es ir de compras. Vivimos en tiempos en que el que no consume está muerto. Ya salió el nuevo modelo de celular, la televisión de hace unas semanas ha pasado de moda, las camisas de setiembre ya debes cambiarla, cincuenta carteras en el cuarto de la muchacha no son suficientes, el chibolo de la cuadra quiere los pantalones que han salido apenas unos días, los niños ya saben qué le pedirán a sus padres, los comerciantes se hacen préstamos descomunales para que no les falte la mercadería, el que no compra es un pobre diablo, el que vende más es símbolo de progreso, andan hablando por ahí de desarrollo sin saber muy bien qué significa, diciembre es el mes del mercado, nadie piensa en el cumpleaños de Jesús sino en recibir regalos, los ambulantes toman ciertas calles en casi todos los distritos de la ciudad, los que más trabajan son los vendedores, los importadores están felices tanto como los exportadores, el ministro de Economía que nunca se ríe está feliz con el crecimiento. En fin. Comprar no es malo evidentemente; además, qué sería de la economía si en estas fechas la gente comprara menos que el año pasado. La cuestión es que las fiestas de fin de año no se centren solamente en dar dinero a cambio de un bien, sino que sea una buena temporada para ordenar ciertas cosas de la vida. Además si vas a comprar, solo adquiere lo necesario, porque en enero pasa la fiebre de comprar de manera convulsa y te verás en problemas cuando no haya nada en la billetera.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com