La experiencia de Pescaperú

Como consecuencia de la depredación de la anchoveta y sardina, con extracciones que anualmente superaron los 12 millones de toneladas, sin control alguno, y la posterior quiebra de la industria harinera, se creó hace casi 40 años, mediante el D.L. 19999 la empresa estatal Pescaperú, que posteriormente fue convertida de derecho privado, como Sociedad Anónima. Acogiendo desde el 07.05.1973, a los trabajadores y pescadores de las empresas privadas, que fueron reduciéndose con las llamadas “renuncias voluntarias”, Pescaperú lejos de recibir subsidios, asumió íntegramente las deudas de las harineras estatizadas, sufriendo el estancamiento, incertidumbre e intentos de su desactivación, especialmente en el quinquenio 1980/1985, época en la que apenas existían 2 fábricas activas, sobreviviendo con la extracción y comercialización del guano de islas.

| 16 febrero 2013 12:02 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1255

Los trabajadores dueños del 12% del capital social, como patrimonio de la Comunidad Pesquera, lo entregaron a la dirección de Pescaperú como prestación, a fin de posibilitar su reactivación, sin resultados concretos. En la segunda parte del año 1985, una nueva dirección comandada por servidores de la propia empresa, inicia una nueva etapa, y apoyada por todos sus trabajadores, convierten a Pescaperú en rentable, cancelando además las deudas heredadas, como consecuencia de la operatividad de hasta 22 fábricas, la elaboración del “Marine Beff”, producto alimenticio a base de pescado; el concentrado proteico; el “truchavitan”, alimento para la crianza de truchas, y la distribución de pescado directo, a hospitales, asilos y zonas humildes, complementando la labor de EPSEP. En el periodo 1985/1990, el sector privado pesquero, renace inclusive con el apoyo de Pescaperú, por disposición del Gobierno, creándose AUSTRAL GROUP, HAYDUK, COPEINCA, y fortaleciendo empresas como Sindicato Pesquero. Las casi 200 embarcaciones industriales con una bodega total de 60 mil toneladas, 46 fábricas con capacidad total de 4,600 toneladas/ hora, permitían una producción harinera racional, que contrastan con las 1,200 embarcaciones actuales con una bodega de 250 mil toneladas, y las 140 fábricas que suman más de 11 mil toneladas/hora de producción.

La elección de Alberto Fujimori y su política neoliberal, propiciaron el remate de las fábricas de Pescaperú, y el despido arbitrario e ilegal de sus miles de trabajadores sin ningún beneficio para el Estado.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar