La estrategia del océano azul

Hoy en día nuestro país está experimentando algo nuevo: el auge de la cocina en sus diferentes versiones. Vemos que se aperturan nuevos y diversos lugares donde poder disfrutar desde una deliciosa entrada hasta un buffet criollo a las orillas de la Costa Verde. Todo el país está despertando esta nueva experiencia, o dicho de otro modo, posicionando algo que teníamos y no habíamos difundido al mundo.

| 24 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 2.8k Lecturas
2849

Pero, ¿cómo así me atrevo en abrir un local?, ¿por qué lanzarme a esta aventura? W. Chan Kim y Reneé Maurborgne, investigadores y autores, describieron esa experiencia con un libro denominado “La estrategia del Océano Azul”. Manifiestan que los creativos y arriesgados en el mundo de los negocios saben diferenciarse y crean sus propios mercados, sin necesidad de dividir mercados ya existentes, a diferencia de aquellos que están en el Océano Rojo, que siempre están enfrentándose a la competencia.

Si vemos entonces, la estrategia está en ser diferente que la competencia, crear demanda, estar enfocado al cliente no al producto ni al mercado. Cuando esto sucede, el cliente no mirará el precio, al contrario estará atento a cuidar la relación con nuestra empresa y será menos susceptible a alguna variación de precio de algún producto nuestro, porque considera el valor que recibe.

Quienes están en el Océano Rojo, siempre hacen lo mismo, se enfocan en el producto y el precio, muchos solo piensan en el volumen, no les interesa cómo son percibidos. Nosotros conocemos a muchos de ellos, se quejan de sus clientes que no los valoran, sin embargo son ellos los que no cuidan la fidelidad.

En la actualidad cada día tenemos más competencia, hay nuevos actores, como decía el maestro Peter Drucker, puede aparecer uno de ellos con buen capital, tecnología de última generación y además contrata a los mejores profesionales de nuestra industria, entonces qué puede pasar, si no cuento con una Ventaja Competitiva Sostenible VCS, simplemente desaparezco. Pero si aprendí a navegar en el Océano Azul y siempre me estoy reinventando, creando nuevas formas de trabajar y estar cerca de mi cliente, no pasaré ninguna dificultad y seguiré creciendo en forma sostenida.

Entonces a partir de hoy no debemos compararnos con la competencia, no más ofertas basadas en el precio, lo que debemos mostrar es diferenciación, generación de valor, crear nuestra VCS y navegar en el Océano Azul.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...

Mario Galarza Peña

Marketing & Negocios

mgalarza@mg-group.com.pe