La estrategia de “El Comercio”

A la pregunta cotidiana de “Perú.21” del último día lunes: ¿Cree que el presidente Humala debería relevar a Aída García Naranjo tras conocerse que está procesada penalmente?; contestan un total de 3,983 lectores, de los cuales un 61% (2,429) dicen que no y el 39% (1,554) señalan que sí.

| 12 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 3k Lecturas
3010

Un dato extraordinario tratándose del medio que encabeza a la mala la campaña para hacer caer a la ministra de la Mujer, y que para minimizar tamaño contraste insinúa que se trata de hinchas de “Mocha” que se movilizan para apoyarla.

Pero lo que es verdad es que todas las encuestas de este tipo de “Perú.21” y de toda la prensa que impulsa la campaña contra la ministra García Naranjo, dan el mismo balance todos los días en que se aborda el tema. No puede ser que haya miles de personas dedicadas a responderle profesionalmente a una decena de periódicos de derecha a lo largo de más de una semana, como si se pudieran dedicar solo a esa tarea.

También en las redes se percibe un fenómeno parecido, con un gran número de listas de respaldo a la ministra y un interés en el seguimiento de este caso a través de los documentos que prueban que lo que pasó en Redondo (Cajamarca) fue una contaminación de los recipientes y que la derecha mediática ha refundido para que no estén en el centro del análisis.

En otras palabras la contradicción que están sufriendo “Perú.21” y sus congéneres es que no están representando a sus propios lectores. Lanzan la brutal carátula que le cuelga el mote de “procesada” (en el periódico de un condenado de la Justicia), y la acribilla informativa y editorialmente y lo que consigue es un 61% de apoyo de sus lectores a la ministra procesada.

Es decir ya no convence, precisamente porque ha hecho obvia su intención de mantener el foco de ataque sobre la ministra después que se dieron cuenta que la interpelación se había debilitado y no habría censura, y que la presentación en el Congreso había desordenado y roto la unidad que la oposición había conseguido contra Aída García Naranjo y tras ella contra todo lo que representa izquierda dentro del gobierno de Ollanta Humala.

Parece evidente que este es un precio que “Perú.21” y sus superiores de “El Comercio” han decidido pagar si es que eso sirve para tumbar a la ministra. Pero entonces la paradoja es completa: porque para lograr arrinconar al gobierno y producirle un golpe al gabinete, tiene que perder influencia en su propia lectoría.

¿Entonces a quién están dirigiendo su mensaje? Casi no hay que decirlo. Como que no es muy difícil imaginar a Martha Meier y Fritz Du Bois discutiendo sobre el impacto de sus titulares, el alineamiento de la prensa chica de derecha (como en la célebre caricatura de Carlín del año 2010) y los problemas del presidente para seguir en silencio ante una carga tan reiterada. La clave es poner a Ollanta ante una balanza en la que tenga que pesar los pro y los contra de retirar a la ministra de la Mujer. Por eso es que están buscando a como dé lugar aumentar el lado negativo del equilibrio.

En cierta forma están probando hasta qué punto son fuertes para ponerle agenda al poder.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista