La estrategia chilena

Opino que las clases políticas chilenas temen que la Corte de La Haya dé un fallo que delimite de manera jurídicamente equitativa el área en disputa. Y así le dé parte de ella al Perú.

| 23 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 3.3k Lecturas
3370

Esto lo sospechan las fuerzas armadas de Chile, sus políticos y la mayoría de población chilena que está hipersensible. Según un reciente sondeo de opinión pública más del 73% de los chilenos no están dispuestos a ceder el más mínimo espacio marítimo al Perú en el caso de un fallo adverso.

A esto se suma la impopularidad del Presidente Piñera (22% de aprobación) que difícilmente se recuperará en el futuro debido a la crisis social que ha estallado en Chile. Si Piñera acepta un fallo desfavorable su actual impopularidad se convertirá en ilegitimidad. Pasaría a la historia como un presidente chileno repudiado por su pueblo como un mandatario fenicio que por salvar las inversiones de los ricos chilenos cedió dominio marítimo al Perú.

Y es por esto que hemos visto a Piñera durante las maniobras Huracán 2011, en medio de tanques Leopardos, y ahora ante el Congreso chileno, advirtiendo que sus fuerzas armadas están listas.

Toda esta situación tiende además agudizarse porque el 2013, que es un año crucial para el proceso de La Haya, es también un año electoral en Chile, donde la defensa de la soberanía tendrá campeones tanto de derecha como de izquierda. Posiblemente como candidato de la derecha, el actual ministro de Defensa Andrés Allamand, que ha sosteniendo sin tapujos que Chile se arma para darle firmeza a su diplomacia. Frente a él, posiblemente estará la popular Michelle Bachelet, quien fue la que le dio la superioridad aérea a Chile sobre el Perú adquiriendo los escuadrones de F16.

Y es así que será muy difícil que un gobierno impopular como el de Piñera termine su periodo aceptando un fallo que cercene soberanía o que el nuevo gobierno que lo suceda se inaugure aceptando una cesión semejante.

De esta manera muchos políticos en Chile y sobre todo los militares no son muy partidarios de un proceso jurídico en La Haya a “finish”, sino llegar antes a un “sinceramiento” con el Perú, a través de un “diálogo franco” es decir, una negociación directa.

¿Y cómo buscará Chile parar un proceso jurídico a “finish” y llevarnos a una negociación directa? No hay que tener mucha imaginación. El “sinceramiento” chileno consistirá en disuadirnos, diciéndonos: negociemos para lograr beneficios mutuos sin cesión de soberanía o vamos a un conflicto.

La hipótesis de un incidente armado con el Perú prevalece en el pensamiento estratégico chileno y en la preparación de sus fuerzas armadas. Y es por ello que Chile ha recurrido en estos años al espionaje y convertido el proceso de La Haya en un imparable ejercicio de disuasión al Perú. Piñera es parte de este proceso. No le queda otra opción.

Nosotros también tenemos que tener un plan B frente a esta hipótesis chilena. No queda otra opción que mejorar urgentemente nuestra defensa nacional, sobre todo dar mayor poder a la FAP. Si nos pasa de nuevo algo militarmente catastrófico con Chile, este gobierno pasará a la historia como el peor gobierno de la historia del Perú.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...