La desnudez secreta

El fotógrafo puneño, que al llegar a Lima fracasó en borrar su pasado andino al cambiarse de nombre a Parker, tuvo el sueño de perpetuar la imagen de una mujer desnuda desde que, hace un año, vio en el río a su tía bañarse totalmente desnuda.

 

| 10 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 991 Lecturas
991

Parker tiene apenas 18 de edad y, digamos, por culpa de la timidez no ha llegado todavía a ser hombre por completo. No es que guarde su castidad, al contrario, quiere, pero nadie quiere con él.

Estudia en una universidad particular donde las señoritas limeñas ni siquiera lo miran por su color cetrino y triste; sin embargo, una chica atrevida, que pasa inadvertida en la clase por su nimia estatura y su carita poco agraciada, lo sedujo hasta llevarlo al hotel cerca de la universidad. Nadie sabe por qué le atrajo tanto Parker. Algunos dicen porque ella se enteró de su castidad.

—Yo te haré un hombre verdadero, mi cholito lindo.

—Tranquila, Carlita.

—Tranquilo tú, mi varonil de los Andes.

—Mira, no es que no me gustas, Carlita. Yo quiero estar contigo. Solo te pido una condición: Quiero sacar fotos de tu desnudez. Solo tu cuerpo, nada de tu carita.

—Lo dices porque soy fea, ¿no?

—Claro que no. Eres linda.

—Trato hecho mi cholito, no te preocupes; hazme tuya y hazme fotos.

Empezaron la faena y Parker perdió la castidad en apenas cinco minutos; pero duró como cincuenta minutos en retratarla. Le hizo fotos tan bellas que Carla se sintió la mujer más hermosa del mundo, tanto que voló para siempre ese complejo por su fealdad.

Parker publicó las fotos en Internet con esta frase: “Descubra usted quién fue la mujer que me hizo hombre. Es de la clase”. Al día siguiente todos comentaban las fotos. “Que buenas fotos, pero que maldito el cholo para publicarlas ¿no?”. Las chicas hermosas de la clase se decían entre ellas: “Ya, confiesen, quién se tiró al cholo”. Todos hablaban de las fotos, menos Carla, quien se sintió usada, y cayó en depresión. Le dijo a Parker: “Saca mis fotos de la Internet o te parto la cara y publico tu verdadero nombre cholo de mierda”. Era demasiado tarde. Las fotos cubrían ya todo los muros del Facebook de los estudiantes de la universidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com