La derrota del Milán

En mi columna de la semana pasada cuando Milán venció a Barcelona, hablé que el cuadro italiano aplicó la táctica para neutralizar a los españoles y a partir de ahí buscar un error del rival para aprovecharlo.

| 13 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 798 Lecturas
798

En San Ciro, el trámite del partido le permitió al Milán superar a Barcelona. El gol de Boateng se generó de un rebote en la espalda de un jugador del Barza. La pelota le quedó justo a los pies del africano y gracias a su técnica convirtió.

Con el 1-0 a su favor, la estrategia de Allegri dio resultados y en un contragolpe, uno de los volantes anotó. Muntari es en realidad un elemento ofensivo, pero en ese partido tenía mucha obligación de marca.

Esa fue la clave del Milán, ubicar a jugadores ofensivos como Boateng, Muntari, Montolivo y El Sharawy para misiones de marca.

En el estadio catalán Allegri pensó que no era necesario ubicar gente ofensiva para la marca. Por eso prefirió a Flaminí que a Muntari. Con la idea que el francés tiene mejor vocación de sacrificio que el ghanés. Además no pudo contar con Pazzini y puso a Niang como centro delantero. El partido le quedó grande al africano.

Milán estuvo sobrio hasta los 7 minutos. Barcelona tenía el balón pero no podía romper las dos líneas defensivas de los italianos. Pero Messi con una genialidad puso el 1-0 y el partido cambió.

Porque Milán así quisiera no tenía los elementos para hacerle daño a los catalanes. Niang era un hombre menos, pues Boateng y El Sharawy tenían la orden de bajar y juntarse con los tres volantes para formar una línea de cinco.

Ambos cumplían, pero se olvidaban de “alimentar” a su único delantero. La única oportunidad que tuvo Niang fue por culpa directa de Mascherano. El argentino es el más débil de la defensa catalana, pero los comentaristas gauchos tratan de maquillar los errores de su paisano. Solo con el 3-0 en contra Milán trató de reaccionar. Y bien pudo marcar y bastaba para clasificarse.

Solo la ambición de Messi y pese al mal servicio de Sánchez, Alba marcó el cuarto que da imagen de paliza que no fue.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com