La concesión de los puertos

Leí, no sin sorpresa, la conclusión de la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso sobre el proceso de concesión de los terminales portuarios de Paita y el Callao, porque establece que: “existen indicios razonables que el exministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo Ramírez, el exministro de Defensa Jaime Thorne León y el presidente de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), Frank Boyle Alvarado, habrían incurrido en infracción constitucional”.

| 25 julio 2012 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 2k Lecturas
2042

Y afirma que en el caso específico del proceso de concesión del Puerto de Paita: “funcionarios del Poder Ejecutivo, ProInversión y la Autoridad Portuaria Nacional (APN) habrían actuado favoreciendo a la empresa Terminales Portuarios Euroandinos (TPE)”. Y menciona las variaciones en las bases que alteraron y desnaturalizaron el concurso, incluyendo prórrogas para que el consorcio peruano-portugués, que finalmente ganó la licitación, pudiera cumplir con los requisitos señalados.

Estos hechos se repiten para la concesión del muelle norte del Callao a APM Terminals, con el agravante de que la oferta inicial de los holandeses por un monto de inversión de $1,939 millones se transformó en el contrato final en una cifra de $749 millones de inversión para 30 años de concesión. El grupo de Trabajo que emite el informe lo integran Rogelio Canches, Roberto Angulo, Enrique Wong y Carlos Tubino, ninguno de los cuales pasaría a estas alturas por radical, antiaprista o antimilitarista.

En otras palabras, deben ser muy groseras las faltas producidas en el proceso de las concesiones portuarias para que se haya llegado a establecer que hubo afán de imponer ganadores de las concesiones y de forzar las normas y las bases para que dichas empresas tomaran el control de los puertos en las condiciones más favorables. Hace unos años, esta denuncia era sostenida exclusivamente por la bancada nacionalista y el entonces candidato Ollanta Humala. Y, claro, el gobierno de García condenaba estas críticas por ser supuestamente extremistas y estatistas.

Pero fíjense en la segunda contradicción: los denunciados de este caso son las principales autoridades del Ministerio de Transportes, APN y ProInversión. ¿Y ustedes creen que este gobierno entró a limpiar estas entidades en las que se arman las concesiones más sabrosas?

Nada que ver, hay un enjambre de técnicos concesionistas en el Ministerio de Transportes y en la entidad que busca vender el país, los cuales siguen en sus puestos y realizando sus prácticas tradicionales. El caso de ProInversión es aún más rochoso, ya que de esta supuesta “isla de excelencia” han salido tres ministros de Humala y quién sabe cuantos viceministros, como si esta entidad fuera el cerebro (privatista) del Estado.

Finalmente está el señor Boyle, el mismo que me tiene enjuiciado por haber recogido elementos de denuncias sobre la actuación de la APN en la concesión de Paita, favoreciendo al consorcio ganador en el que existen intereses chilenos, y que por eso mismo ha sido ratificado en el cargo por tres gobiernos. Este almirante enojón dice que yo lo quiero difamar, porque no sé qué odio le tengo. ¿Qué dirá ahora del informe de la Comisión de Transportes?


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista

Deje un comentario

Loading...