La Burrita de Centeno

Ha causado un peculiar comentario la valiente determinación de la Señora Ana María Centeno, a quien no tengo el gusto de conocer, de hacer sentir su malestar con la erradicación de las empresas de transporte urbano del Callao, que afectan el área de intangibilidad del Metropolitano, llevando una burrita en señal que las autoridades de la Gerencia de Transporte Urbano están actuando torpemente.

| 21 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 810 Lecturas
810

Pero yo quisiera decirle a la Señora Centeno que como norteño que soy, en mi pueblo tenía una burrita bien inteligente, que obedecía en todo lo que uno indicaba, conduciendo por el camino correcto, no hacía ningún desvío. En fin, son representaciones que cualquier persona puede hacer para demostrar algún descontento, que en este caso lo sentimos, considero a casi todos los que de una u otra manera nos afecta estas improvisaciones, que lo único que están haciendo es acrecentar cada día nuestro malestar, que con la experiencia que uno tiene tarde o temprano explotará.

Así mismo llegó a mis manos un semanario que actúa como vocero independiente del transporte nacional que dirige el Señor Mario Sánchez Cornejo, más conocido en el mundo del transporte urbano como ½ de transporte y leyendo su editorial me gustó y con su autorización quisiera compartir con ustedes, lo que piensa con relación justamente a la gran hazaña denominada por el licenciado Gustavo Guerra-García, quien en su columna que tiene en un medio local llamado “Primer Shock Fiscalizador en el Transporte de Lima” al señalar como una actitud valiente el haber erradicado de la avenida Túpac Amaru a los miles de transportistas de esa importante arteria.

En su editorial lo titula EL SHOCH SOCIAL DE LA MML, le dice: Es una inmensa casualidad que el asesor principal de la comuna metropolitana pereciera no conocer cuál es el tema de fondo y que no es otra cosa que las millonarias inversiones de dólares que han hecho los empresarios del transporte, que sin pedirle nada arriesgaron patrimonios familiares para continuar con el proceso de modernización del parque automotor de Lima. Sin duda que al participar de una mesa técnica de diálogo, se debió informar de lo que deciden sus funcionarios que improvisan medidas y luego se retractan, eso sólo demuestra falta de capacidad para manejar situaciones de crisis, como a la que llegaremos si es que no se toman las previsiones del caso. Un programa de chatarreo que sale paralelo a esta abrupta medida intenta confundir a la opinión del transportista que no se ha comido ese bocado. Los transportistas ya amenazaron con otro paro, no para boicotear la medida municipal, sino para desterrar esa incapacidad gerencial que impera en esa casa, sumada a la falta de idoneidad en temas tan álgidos como el reordenamiento del transporte en la ciudad. En fin, Gustavo tendrá que hilar fino para intentar dar solución a ese problema social que se avecina y ser menos triunfalista, cuando su principal labor es sentar el principio de autoridad con ideas constructivas y de concertación a fin de que la decisión de erradicar a los transportistas de las principales avenidas no sea tan dolorosa y menos traumática como su shock al cual hice referencia, sería importante que visitara las empresas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Deje un comentario

Espere...