La batalla por la anchoveta

Desde inicios de los años 90, la disputa por la captura de la anchoveta se ha agudizado, ante la escasez de especies tradicionales de consumo, como el bonito, el jurel, caballa, pejerrey, etc. La necesidad de alimentos ante el crecimiento demográfico, enfrenta la desmedida ambición de un pequeño grupo de industriales harineros, sin intenciones de racionalizar sus actividades.

| 15 setiembre 2012 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.8k Lecturas
1828

Siendo la especie marina más abundante del mundo, la anchoveta peruana tiene entre sus principales propiedades, propiciar el crecimiento y desarrollo vertiginoso de quien lo consume; y convertido en componente del alimento balanceado como harina, está favoreciendo el extraordinario aumento productivo de pollos y cerdos en nuestro país; además de la acuicultura en China, con una producción de alrededor de 50 millones de toneladas de pescado anualmente, y el acrecentamiento lucrativo en patos, porcinos y aves en general, en una rentable actividad económica, denominada Consumo Humano Indirecto, a la cual se destina más del 95% de nuestra pesca total. La priorización de fabricar harina, resulta muy rentable, por la presteza y facilidad en su elaboración, la falta de controles eficaces, los reducidos costos operativos y sociales, y la insensibilidad de la denominada política de mercado; por lo cual, la SNP (Sociedad Nacional de Pesquería), interesada en mantener la disponibilidad de nuestras especies marinas, con fines exclusivamente lucrativos.

A la generalidad de exiguos ingresos salariales de nuestros trabajadores, que ocasionan permanentes huelgas, y la existencia de un importante porcentaje de indigencia extrema, se suman el mal hábito de consumo, y el desconocimiento de los beneficios de los diferentes alimentos, como en el caso de la anchoveta, ignorándose que en sus carnes oscuras y aceitosas, se encuentran sus mayores propiedades. Además de un importante contenido de minerales, como el potasio, hierro, fósforo y calcio, la anchoveta concentra las vitaminas A y D en su componente graso, constituyendo una valiosa fuente de ácidos denominada Omega 3, la cual sirve para la formación del tejido nervioso y la visión del bebe; en los niños de edad escolar, sirve para aumentar su coeficiente intelectual; en la mujer, ayuda a prevenir el cáncer a la mama y al colon; y en las personas de tercera edad, ayuda a controlar los coágulos sanguíneos, a reducir el “mal” colesterol, y la grasa encontrada en la sangre, así como incrementar la parte “buena” del colesterol, y también evita la amnesia senil.

Para alcanzar un consumo per cápita de 30 kilos, unas 900 mil toneladas de las aproximadamente 10 millones (incluida la pesca no reportada), que se pescan anualmente, permitirían alcanzar tal objetivo, resultando menos del 10% de nuestra captura nacional. Las primeras acciones de las nuevas autoridades de PRODUCE, han despertado fundadas expectativas, en grandes sectores de nuestra pesquería; pero también desazón en cúpulas industriales, quienes sienten afectados sus intereses económicos y de privilegio; pero la preservación de las primeras 5 millas marinas y el señalamiento de la alimentación popular como objetivos primordiales, son evidentes aciertos en beneficio del país y de los más necesitados, y cuyas acciones deben formar parte una certera política, a fin de concretizar una justa inclusión social.

Loading...


En este artículo: | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar