La bandera ricocan

Esta vez me visitó a la redacción mi causa el perro Rigoberto Hueberto.

Por Diario La Primera | 22 jul 2010 |    

El can se parece al pupi Beethoven, pero tiene el aliento de Patán, y sólo clasifica a ser el perro peruano Contreras, esa celebridad bizarra hecha marioneta que alguna vez hizo TV. Ribogerto está pitbull colérico tanto que no quiere saber nada de perritas –ha borrado sus números de teléfonos apuntados con tinta indeleble en su cochino boxer-. Yo le digo que se calme. Me contó que fue, como de costumbre, a la caza de un par de gatos de una calle escondida por el parque Kennedy, en Miraflores, y se dio con la sorpresa que no podía pasar porque había harto vecino reclamando que saquen una bandera. Se palteó, además, porque llegó la policía y eso no va con él, pe. La zona estaba picante: Todos querían sacar una bandera peruana con el rostro de Túpac Amaru en el centro, mismo escudo, pero todo pintado de rojo. El perro apenas vio eso y su rabo automáticamente se metió entre las piernas. Le hizo recordar los ochentas. Derramó una lágrima, entre la rabia y la impotencia por su hermano perro colgado en algún poste en Ayacucho. Ladra fino: “Si tú intervienes un símbolo patrio y lo muestras en una galería se circunscribe a un espacio determinado donde se puede ver la intención y contenido del objeto en un contexto. Si lo haces en la calle, el símbolo que representa puede ser distorsionado, por el mismo hecho de no estar en su onda”. El publicista que tuvo la provocadora idea de poner eso en su terraza, en Miraflores –Tarata ¿no? Berenson, hace poco-, para luego ser detenido ha pedido disculpas por su palomillada de ventana de baja neuronal. Se acabó. El Rigoberto sabe que tanto policías y vecinos, como los artis reivindicadores de la imagen de Amaru han servido a la gran cortina y miedo hilada por los fujimoristas y apristas para arrastrar votos del miedo. Perro sabe, eh. “Las dos partes están fuera de foco. Uno agresivo, y el otro, intolerante. Igual te iban a detener si ponías un potito en vez del escudo, pe”, dijo perrito, y escarbó en la tierra para dejar su hueso de goma. (PD.- Ya me aburrí de escribir como pájaro, regresaré con mi lírica yilet).

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe