Javier Diez Canseco

Inspirador de jóvenes rebeldes. Digno defensor de las causas justas.

| 09 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 634 Lecturas
634

Hombre con el corazón siempre joven, que un día vio la realidad perversa desde su burbuja y salió a luchar para que todos los jóvenes tengan las mismas oportunidades que sus amigos de su barrio infantil.

Consecuente luchador contra los corruptos de todos los colores, que se juntaron siempre, con cómplices y todo, para vencerlo; pero siempre han salido vencidos.

Diez Canseco siempre ha sido ganador, porque ha peleado al lado de la justicia con una mano en el corazón y la otra arriba haciendo un puño.

Gruñón y gritón contra los que viven del sudor ajeno, contra los que roban; y tierno y sonriente con los niños, con los humildes, con la señora de la esquina.

Contra la dictadura fue mordaz, valiente hasta la victoria.

Se enfrentó y se enfrentará siempre contra extrema derecha y contra el terrorismo.

Le hierve la sangre cuando descubre que ciertos miserables de saco y corbata, esos que quieren salir mucho en la prensa como gente buena, quieren levantar en peso el dinero que puede servir para aliviar el dolor de los humildes.

Es un gran investigador. Cuando lo vocearon para presidir la Megacomisión, García empezó a temblar, tanto que casi se le cayó el diente.

Merece todos los reconocimientos, este hombre que ayuda al que no puede y enseña al que no sabe. Mañana, por ejemplo, recibirá uno a partir de las seis de la tarde en el Parque de la Exposición.

Un fallo judicial declaró ayer nula la suspensión fabricada contra él. Me hubiera gustado verle la cara de los habitantes de la caverna que votaron para que saliera del Parlamento y de los ofidios que impulsaron su injusto castigo.

Javier tiene apellido de rico y siempre ayuda a los pobres. Es un ejemplo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com