Invasión alemana

El 1 de setiembre de 1939, las fuerzas armadas alemanas invadieron Polonia. En los días previos los polacos fueron desafiantes. Decían que si los teutones pisaban su territorio los expulsarían a patadas. Incluso hubo desfiles y exhibiciones de sus militares para intimidar a los germanos.

| 09 junio 2008 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 488 Lecturas
488

La guerra y el fútbol se parecen mucho. Incluso, el balompié tomó de los conflictos bélicos muchas de sus palabras. Por ejemplo, ataque, defensa, estrategia, táctica, capitán, etc.

Los pobladores polacos aún tienen el recuerdo de lo que hizo Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Muchos de ellos ni nacían, pero el resentimiento queda de generación en generación.

Es algo similar cuando Perú juega con Chile. Nosotros decimos que no podemos perder ante los vecinos sureños. Porque aún nos acordamos de la Guerra del Pacífico y a través del fútbol nos queda el consuelo que les podemos ganar.

Por eso, cuando el diario polaco Super Express presentó su portada con las cabezas decapitadas de Ballack y del entrador Low no me sorprendió.

Y al día siguiente, pese a todas las condenas que sufrió el rotativo, el periódico insistió: “Alemanes, los vamos a batir como siempre”.

El día de la invasión, 58 divisiones germanas pasaron las fronteras y en una semana ya combatían en la capital. Al rápido avance de las tropas alemanas se le conoció como “guerra relámpago”. Es que las fuerzas polacas no estaban preparadas para el asalto teutón. Cuando los Panzer penetraban territorio ajeno, salió la caballería polaca a detenerlos. Fue una masacre.

Si bien Alemania no terminó ayer goleando a los polacos, me pareció que hay una enorme diferencia en su juego.

Además, los alemanes aún juegan “asustando al rival”. Es decir, desde el inicio utilizan su fuerza física para presionar y quitarle la pelota a su rival. Así nació el segundo gol germano.

Aún no creo que Alemania llegue a jugar un gran fútbol o que tenga brillantes jugadores. En esos dos aspectos, Italia y Portugal tienen ventaja. Pero los alemanes cuentan con otro ingrediente, que es su fuerza mental. Además muchas selecciones de Europa se asustan cuando los tienen al frente. Si tuviera que inclinarme por algún país para ganar esta Eurocopa, me quedo con Alemania.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com