Intangibilidad del Principio

Empecemos por donde se debe iniciar la conceptualización del gran paso dado por la Administración Villarán, en lo referente, exclusivamente, al reordenamiento del transporte urbano masivo y la aplicación del principio de autoridad, al decidir el cumplimiento de la ordenanza municipal que data del año 2,004.

| 14 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1091

El emprendimiento COSAC en su primera etapa, el METROPOLITANO I, cuya Ordenanza: 682-2004 protege y dicta que no debe circular ningún vehículo de Transporte Urbano a 400 metros a la redonda de su circuito segregado. El tema de fondo no es la ordenanza, el tema de fondo es la INTANGIBILIDAD del principio de autoridad que debe ser respetado, con cargo a sufrir las consecuencias de su no cumplimiento y no utilizar demagógicamente al usuario como el gran perjudicado, ni aceptar la satanización de la responsable de la GTU y de la autoridad máxima de la ciudad que vienen demostrando ACTITUD y responsabilidad ante los ciudadanos más pobres de la ciudad que son los grandes demandantes y clientes de este fundamental servicio, con la firme decisión de transformar el Transporte Urbano de la capital. Consecuentemente, es lamentable la actitud asumida por los y las GAMONALES que se sienten afectados(as) y sorprendidos (as), nada más FALSO, ya que no era ningún secreto que este momento tarde o temprano llegaría y llegó. A Villarán le tocó bailar con la más fea, por la incapacidad y cobardía de sus antecesores, al no enfrentar frontalmente este PROBLEMON que significa aplicar el principio de autoridad en este subsector que dicho en otros términos, Lima es la única ciudad latinoamericana que por su tamaño, carece de un sistema integrado de transporte público, sus consecuencias las conocemos todos, CAOS generalizado y alta tasa de severidad en los incidentes viales. Llegó la hora de aplicar el principio de autoridad, para que el usuario empiece a creer que sí existen otras formas de MOVILIDAD SEGURA y DIGNA. Debemos apoyar a Villarán en su decisión inclaudicable e imprescindible para el futuro de esta actividad que no da para más, está caduca, está fracasada y debe ser reemplazada, con calma, pero sin pausa. Hasta mañana.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


...

Federico Battifora

Rompemuelle