Inmerecido empate

El comentarista decía que Milán no hacía nada para evitar el baile. Barcelona tocaba y tocaba. Mientras que los jugadores del calcio solo atinaban a mirar. Y cuando recuperaban el balón, lo perdían de inmediato. Pato adelantó al Milán y uno puede pensar que fue preparado. Es decir pensando en una estrategia.

| 14 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1258

Pero viendo bien el gol, Pato se la jugó. Nadie de su equipo hizo un movimiento para engañar a la defensa. Solo vio un hueco por el medio de la zaga catalana y picó el balón. Ganó por potencia y definió bien.

Luego Milán no existió. Era evidente que los goles de Barza tenían que llegar. Pero sorpresa: El primer tiempo terminó igualado 1-1, cuando la superioridad de Barcelona estaba para la goleada.

Villa puso el marcador más real. El delantero anotó de brillante tiro libre y puso el marcador 2-1. Y cuando Messi estaba para marcar el tercero, apareció varias veces Nesta para salvar. El argentino se amargó y lo encaró por el centro y lo superó. Nesta aplicó la falta como último recurso. Pero era necesario. Al final el tiro libre de Messi chocó en la barrera.

Recuerdo mucho el partido entre Argentina y Brasil por la Copa América. Ganaban los gauchos 2-1 y le estaba dando medio baile a los garotos. Comentaba ese partido al lado de Ángel Cappa.

El técnico estaba feliz por el triunfo, pero yo repetía que ganarle por un gol de diferencia y a Brasil no significaba mucho. Cappa era incrédulo. Y hasta se mofaba de su rival.

Hasta que en el minuto final empató Brasil y en la definición desde el punto del penal fue más efectivo. Cappa no me dijo nada y por supuesto, yo tampoco.

Eso mismo le pasó al Barcelona ayer. Con el total dominio y por momentos un baile, solo le ganaba por un gol de diferencia. Y siempre un autogol, una pelota detenida (tiro libre o penal) o una falla en la defensa puede traducirse en gol en contra. Y mucho más cuando tienes al frente a un equipo con categoría.

Milán fue inferior y apostaría a que pierden en el partido de local ante los catalanes, pero los italianos demostraron que a un campeón mundial siempre hay que respetarlo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com