Ilusión desenfocada

El Estado de Seguridad vial debemos alcanzarlo cueste lo que cueste y son tan responsables los ciudadanos como las autoridades de turno y especialmente los que obtienen sus ingresos económicos en la Vía Pública y los que indirectamente también se benefician económicamente a través de los que directamente lo gestionan movilizando a la ciudadanía.

| 04 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 848 Lecturas
848

Los Bancos y los Representantes de las Marcas que han ingresado al mercado urbano limeño, con gran suceso y sobre todo, lo que tienen por vender, casi 6,000 unidades nuevas en los próximos 2 años, enhorabuena, por el espectacular negocio a la vuelta de la esquina. Escucho y leo interesantes notas sobre los más conspicuos ejecutivos de las empresas proveedoras y bla bla bla, sobre el mercado, sobre cómo el 2011 se contrajo el tremendo mercado, aunque se colocaron más o menos 1,150 unidades nuevas, etc. Desde esta columna les digo que también tienen su cupo de responsabilidad social empresarial en la Prevención en Seguridad Vial, los millones de dólares en gestación deben tener su correlato en sendas campañas sostenibles para cambiar el sino trágico vial que a diario damos cuenta a través de la severidad, producto del estado opuesto, el de la Inseguridad Vial, al cual estamos sometidos, justamente por los que lucran en la vía pública, sus respectivos clientes directos que gestionan la ganancia de los tres, Gamonales Transportistas, Bancos y Marcas Proveedoras. No basta con cifras y expectativas, garantías y avales, no basta con tecnología de punta, hay que cambiar la CONCIENCIA del conductor, del OPERADOR, de la estructura laboral de la empresa de transporte urbano. ¿Saben por que? Aunque deberían saberlo, este negocio tiene una particularidad que lo diferencia de la gran cantidad de negocios existentes, es un SERVICIO PUBLICO, está en juego la seguridad del ser humano diariamente, al cual se le debe proteger a través de una exigente ACTITUD de PREVENCION y para lograrlo hay que invertir que no es lo mismo que gastar, en sostenibles trabajos de RECAPACITACION a los operadores y SENSIBILIZACION a la población. Y esto señores lo saben mejor que nadie VALE dinero. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle

Deje un comentario