Ilegalidades de la Sociedad de Pesquería

La SNP (Sociedad Nacional de Pesquería), es presidida en los últimos años, por obedientes servidores de las empresas asociadas o de la misma institución, desde que el exministro de Pesquería, Eduardo Iriarte, puso al descubierto graves evasiones tributarias de sus Directivos Empresarios. Ahora cobijados tras su alternativo Presidente, un privilegiado grupo de industriales harineros, manipula su organización para beneficiarse a espaldas de la ética y los intereses nacionales.

| 12 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.5k Lecturas
1599

Los últimos comunicados de la SNP pretenden sorprender a la opinión pública, y presionar a las autoridades judiciales y del Ministerio de la Producción, para no restituir a Pesquera Mar S.A., cinco licencias de pesca y una para fábrica, conforme al definitivo mandato judicial del Primer Juzgado Contencioso Administrativo de Lima (Exp. No. 390-99), luego de la intervención de la Corte Suprema. El proceso judicial que solo involucró a Pesquera Mar S.A., Hope Traiding S.A.C. y al Ministerio de la Producción, ha terminado con una sentencia en firme: “restituir todas las acciones y bienes muebles e inmuebles de propiedad de la exempresa Pesquera Mar S.A., que fueron expropiados”. Tal hecho deja en evidencia el aprovechamiento indebido, con anterioridad, de las licencias en beneficio de TASA (Tecnológica de Alimentos S.A.), el exministro de Pesquería, Javier Reátegui, y otros; irregularidad que debe corregirse anulándolas. Pero la inescrupulosidad de la SNP no tiene límites, pues lejos de hacer honor a sus lemas “Comprometidos con el Ordenamiento Pesquero” y “Pesca Responsable”, pretende involucrarse en un proceso que ya culminó, so pretexto de su “Interés” por el uso sostenible de los recursos naturales, reclamando la calidad de litisconsorte facultativo del Ministerio de la Producción. Pero el primer Juzgado Especializado de la Corte Superior de Lima, ha declarado improcedentes la impertinencia de la SNP, y la pretensión de PRODUCE de archivar el caso, reiterándole su obligación de cumplir con el mandato judicial.

La SNP pretende calificar de ilegal un fallo justo, olvidando que sus principales asociados, se valieron de festinación de trámites, medidas cautelares y de cuestionadas autoridades ministeriales, para adjudicarse varios cientos de licencias de pesca; y falta a la verdad cuando afirma que Pesquera Mar S.A., ya fue compensada económicamente, confundiéndola con una indemnización por daños y perjuicios. Ahora la SNP, pretende alcanzar una medida cautelar, acción que sataniza cuando le conviene, buscando sorprender a la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Lima, para ser considerada como litisconsorte facultativo, exponiendo el falso argumento de velar por el medio ambiente. Más aún, la SNP, está presionando a sus asociados, a intervenir en un caso que no les compete, y que soliciten medidas cautelares en contra de los derechos decretados a favor de Pesquera Mar S.A., en un acto vergonzoso y desesperado, por evitar el respeto al estado de derecho en el país.

El resarcimiento a Pesquera Mar S.A., se ha convertido pues, en un caso emblemático, por tratarse de medianos empresarios, que en la mayoría de casos similares no alcanzan la debida justicia. Por lo demás, el dictado de justicia, no significará incremento de la cuota global de pesca, al estar establecido un sendo fondo de contingencias.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar