Igual que en Perú

Guayaquil.- Tomo un taxi y me dirijo al estadio del Barcelona. Le pido al chofer que me indique un poco del Barcleona y Emelec. Me cuenta que a los jugadores los endiosó la prensa deportiva. Y casi no hay crítica para ellos. Pero me habla de dos programas de espectáculos televisivos.

| 15 marzo 2009 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores |673 Lecturas
673

El primero se llama “Vamos con todo”. Que va de 13:00 a 15:00 horas de lunes a viernes y que lo dirige el periodista Felipe Segura. Me cuenta que actualmente hay un caso muy sonado, el del futbolista Armando Paredes, un ecuatoriano de 24 años que milita en el Olmedo, pero que antes lo hizo en Barcelona y Emelec.

Este chico jugó en las selecciones juveniles de su país y fue una vez seleccionado adulto. Por ello es conocido. Resulta que el programa de televisión sacó al jugador borracho y pegándole a su esposa. Ya se imaginan el escándalo que hay. El estilo del programa es igual a los que existen en el Perú de ese corte.

El segundo programa se llama “Caiga quien caiga” y es conducido por Angelo Baraona. Con eso descarto por completo a aquellos jugadores que dicen “solo en Perú se meten en la vida privada del jugador”. Eso pasa en todas partes y más aún, por ejemplo, en Inglaterra.

En Quito no pude evitar reírme de un programa deportivo. Es que me hizo acordar a algunos textos de los diarios deportivos del Perú, cuando creen que escribir una crónica de un partido de fútbol es hacer metáforas sin ningún sentido.

Pues bien, el programa mostraba imágenes de los partidos, sean nacionales o internacionales y la crónica del comentarista era una narración patética. Seguramente él cree que es bonito. Tal como creían aquí en el Perú, que imitando a las crónicas argentinas estaban enseñando periodismo.

Quizás para muchos suene bonito escribir metáforas con relación al fútbol, pero si uno analiza, se dará cuanta que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Y bueno, no podía dejar de reírme por sus incongruencias.

En el periodismo es bueno innovar, pero todas las imitaciones son malas. Y más aún cuando no hay calidad. Así, en estos dos aspectos, hay similitudes con Perú.

Loading...



...
Ivlev Moscoso

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com