Identidad

"Lo que nos faltaba" exclamó una señora que en una tienda de electrodomésticos veía multiplicada en una gran cantidad de pantallas de los televisores en exhibición, las multicolores polleras de una de las congresistas de las zonas cocaleras, desplazándose por las instalaciones del Parlamento.

Por Diario La Primera | 22 jul 2008 |    
Tendencias

Su tono era despectivo. Ella, una mujer de la ciudad, quizá se sentía disgustada de que una campesina estuviera en el Congreso, representando a la mujer peruana.

En verdad, aún es insólito ver de congresista a una “paisana”, como se suele llamar desdeñosamente a las mujeres del campo, porque nos hemos acostumbrado a pensar que para ellas los únicos trabajos adecuados son las labores agrícolas, de pastoreo y las domésticas. Y es que, uno de los problemas que afrontamos como país, es nuestra falta de identidad, el no saber que somos una población mestiza y que la riqueza del Perú está precisamente en la diversidad de razas y en la diversidad geográfica de nuestro territorio.

Tener identidad es conocer nuestras virtudes y defectos y respetar las lógicas diferencias entre las personas según su raza, procedencia y gustos personales. Además, el que la congresista “campesina” esté consciente de su identidad de mujer, es señal de que goza de buena salud mental.

Referencia
Identidad

    Celinda Barreto

    Celinda Barreto

    Hogar

    Columnista