IDE en tiempos de OH

La gran mayoría de los analistas económicos y empresarios sostienen que el actual modelo económico no debe ser tocado. La variable central que colocan sobre la mesa es la evolución de la inversión y en particular de la inversión directa extranjera (IDE). Efectivamente en estos últimos años se ha recibido más IDE que en otras décadas anteriores. Sin embargo, la realidad no tiene que ver con las cifras ascendentes a decenas de miles de millones de dólares que se publican casi diariamente en algunos medios de comunicación. Por el contrario, la IDE neta, deduciendo las reinversiones de las empresas extranjeras afincadas en el país es bastante modesta. Asimismo, más que nuevas aportaciones de capital, ahora prefieren endeudarse en el exterior (préstamos de largo plazo) como un medio para minimizar riesgos y aprovechar la abundancia de liquidez internacional.

| 28 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 693 Lecturas
693

El BCRP es la institución encargada de los registros de la IDE en la balanza de pagos. Esta se presenta en dos cuentas: renta de factores y cuenta financiera del sector privado. En la primera se anotan las utilidades de las empresas extranjeras domiciliadas en el país, mientras que en la segunda se contabiliza la IDE, se discrimina entre reinversión, aportes de capital y préstamos con matriz. Asimismo, se incorpora la información relativa a los préstamos netos de largo plazo al sector privado. Desafortunadamente los registros de Proinversión no están actualizados y son incompletos.

Durante este gobierno (octubre de 2011 a septiembre de 2012) la IDE ascendió a US$ 10,357 millones, mientras que las utilidades declaradas de las empresas extranjeras fue US$ 11,609 millones. Sin embargo, la reinversión fue de US$ 7,772 millones, generando una IDE neta de US$ 2,585 millones durante este primer año con información estadística. En el mismo periodo, las remesas al exterior de estas empresas fueron equivalentes a las utilidades reportadas menos las reinversiones que totalizaron US$ 3,837 millones. El flujo neto entendido como la IDE neta menos las remesas al exterior en lugar de haber sido positivo, tuvo un saldo negativo de US$ 1,253 millones. En lugar de entrar capitales, estos salen del país. Solo si al saldo negativo anterior se le suma los préstamos netos al sector privado de largo plazo, el saldo se convierte en positivo por US$ 3,390 millones. Se debe anotar que estos préstamos netos no se explican necesariamente por la IDE y pueden involucrar otro tipo de operaciones en el país.

El flujo neto de la IDE fue positivo entre 1992 y 2003. A partir del 2004 fue negativo, siendo 2006 el peor año en que este saldo ascendió a US$ 3,274 millones y US$ 3,072 si se le suma los préstamos de largo plazo. Durante el último periodo del Pdte. García y lo que va del Pdte. Humala, los saldos son negativos. Solo si se le suman los préstamos de largo plazo se vuelve positivo en los años 2007, 2008, 2010 y 2012. La realidad de la IDE no es la que se muestra en los medios oficialistas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico