Huaral

El último fin de semana estuve en Huaral. El alcalde Jaime inauguraba un complejo deportivo muy cerca del estadio Julio Lores Colán. A la ceremonia acudieron el seleccionado de menores de vóley, así como el equipo de mayores de básquetbol de Universitario de Deportes.

| 13 mayo 2008 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 480 Lecturas
480

En los últimos años, Huaral creció económicamente. Hay mucho comercio y la ciudad ya no duerme temprano. Caminando por las calles muy cerca de la plaza de armas, lo ubiqué a Pedro Ruiz. Aquel jugador de la década del 70 y 80 en el club Unión Huaral.

Pedro era un talentoso. Su juego era muy similar al de César Cueto. Gracias a él y un buen plantel, Unión Huaral llegó a la Copa Libertadores en 1975.

Fue subcampeón. En aquel cuadro estaban Leturia, Luces, Walter Escobar y Eusebio Acasuzo, entre otros. Pero Pedrito era el cerebro.

Sus pases hacían goleador a cualquiera. Pero el buen volante tenía dos aspectos que no lo llevaron a triunfar internacionalmente: la bebida y el miedo a los aviones.

Sin embargo, un día lo contrató Sporting Cristal. Una noche, cuando la “U” derrotaba a los celestes 1-0, ingresó el huaralino. Al final, le voltearon el marcador. 3-1 con una actuación soberbia.

Años más tarde, cuando Pedro Ruiz ya bordeaba los 35 años, retornó a su club. Y otra vez volvió a brillar. En 1987 fue considerado el mejor del torneo peruano cuando cumplió los 37 años. Y era verdad.

A Pedro lo vimos algo lento. Caminando con dificultad. Nos contaron que venía recuperándose de una operación. Ingresaba a una tienda y le pasamos la voz. Pedro volteó con una sonrisa. Como alegrándose que alguien lo reconociera.

Siempre algo tímido, respondió algunas preguntas. Pero me dijo que no fue invitado por el alcalde a la inauguración.

Sin embargo, cuando le hicimos la pregunta a la autoridad de Huaral, me dijo que sí, pero que no había venido.

Al alcalde también le pregunté por Unión Huaral. Un equipo emblemático de la zona. Pero sus respuestas fueron tenues. Sólo que había un proyecto para ayudarlo.

Huaral parece desaparecido. Y estoy seguro que toda la ciudad está a la espera que este equipo una vez más encuentre el protagonismo en el fútbol profesional.

El equipo del “pelícano” fue campeón nacional de nuestro balompié y hoy deambula buscando a quien lo pueda reflotar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario