Historia frívola

El futuro autor del libro “Historia Frívola del Perú”, que empezará a escribirse próximamente, incluyó en su columna de director de uno de los diarios limeños, hace apenas unos días, un dato clave de lo que será un capítulo central de la obra y que se refiere a la época de su adolescencia, cuando los cobrizos velasquistas perseguían a los blanquitos como él y los insultaban en la calle. Se denominará: ¡Por eso los odio tanto!...

| 17 diciembre 2008 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 420 Lecturas
420

También acaba de referirse a la ya casi fenecida etapa del voto preferencial que le causó tantas esperanzas. E, informado como siempre, dice que Alfonso Barrantes y Carlos Malpica discutieron sobre la ubicación en la lista del senado, “creo que en las elecciones del segundo belaundismo” (en realidad fue en 1985, en las del primer alanismo; para 1980 no hubo voto preferencial), y que Malpica pidió el último número (60), que demostró ser tan bueno como el primero.

La verdad es que Malpica fue el precandidato más votado de las internas de Izquierda Unida, pero por decisión de los jefes de partido se le ofreció un número a partir del 11, que no aceptó, e igual rechazó el 60. Finalmente pidió el 57, para probar que la gente votaba por él y no por la facilidad del número, y fue elegido. Claro, si nuestro historiador era tan joven y tan anticomunista, cómo iba a saber lo que fue esta controversia, una de esas pocas veces en que el preferencial tuvo un sentido positivo, de nítido merecimiento. En 1978, para la Constituyente, Alberto Ruiz Eldregde y otros, ya habían sido elegidos con el último número de la lista.

Otros capítulos interesantes estarán dedicados a la intervención de un puñado de heroicos periodistas (tres o cuatro) que evitaron el fascismo de Ollanta Humala, mientras la mayoría de la prensa: Rosa María, Althaus, Vargas, Álvarez, Tafur y otros se plegaron al humalismo, como todo el mundo sabe. Si el Perú pudo vivir la felicidad de un segundo gobierno de Alan García, con pretroaudios, SIS, Forsur, Collique, Pentagonito, etc., fue gracias a que recios combatientes, como Chichi, ABU, Rodrich de Chiclayo y modestamente el suscrito, fuimos implacables en nuestro Stalingrado periodístico y desalojamos al invasor chavista, dirá.

Pero lo más esperado es la parte en que explicará la transformación del “peor presidente de la historia del Perú”, en “el mejor presidente de todos los tiempos”. Esto es algo que confunde a muchos, sobre todo en el extranjero. Pero nadie como el futuro escritor para revelar el momento en que su antigua bestia negra lo invitó por primera vez a Palacio y ahí se le iluminó todo.

Loading...



...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista