Hay que darles la palabra

El canciller García Belaunde dijo que “no es el momento ni la oportunidad para crear un Museo de la Memoria”. Debe pensar que es preferible callar lo que avergüenza, tal como hizo el fujimontesinismo: tratando de borrar el horror con cal, con disparos en la cabeza a los rendidos, con fosas comunes para esconder a las víctimas.

Por Diario La Primera | 12 mar 2009 |    

Sobre esos hechos que han enlutado al Perú ¿se puede hacer un informe que satisfaga a asesinos y asesinados, a abusadores y abusados? No. La CVR hizo el informe que tenía que hacer: rigurosamente apegado a la verdad e inevitablemente controversial.

Ahora resulta que es subversivo mantener vivos los sentimientos de las víctimas, resulta que lo que abre las heridas no son las balas sino los recuerdos que no se callan. ¿Qué tipo de circo nos quiere vender el gobierno?

La encuesta de la Universidad de Lima del 7 y 8 de marzo da cuenta de que el 74% de las personas que dicen estar informadas sobre el proyecto del Museo están de acuerdo con los objetivos de esta obra.

Podemos resumir la consigna garcíafujimorista en cuatro palabras, ya muy usadas por políticos peruanos y por cantantes populares que dice así: “que no quede huella”. Es eso lo que busca la alianza en el poder: borrón y cuenta nueva.

Tal vez por esto, la encuesta mostró que el Presidente García aumentó su aprobación en los sectores económicos A, B y C, que “afortunadamente” tuvieron el menor número de víctimas, y que esa aprobación cayó en los sectores D y E, los más pobres y más devastados del llamado conflicto interno.

Ese mismo estudio señala que el 66,7% de los encuestados considera que la sala que juzga a Alberto Fujimori es imparcial, que el proceso ha sido, nacional e internacionalmente, reconocido como impecable y que el 70,7% cree que el ex presidente será declarado culpable.

Es que ni la cal, ni las fosas comunes han podido desaparecer las voces calladas de las víctimas que han pedido la palabra porque no han perdido la esperanza.

Para que puedan hablar, hay que luchar contra el olvido construyendo el Museo de la Memoria.


    Carlos Urrutia

    Carlos Urrutia

    Opinión

    Columnista