Hacia un acuerdo mundial sobre el clima

La semana próxima se reanudarán en Bonn las negociaciones sobre el clima, en un intento por lograr un acuerdo mundial en diciembre en Copenhague.

Por Diario La Primera | 08 agosto 2009 |  688 
688  

Hay grandes presiones para que países en desarrollo como China, India, Brasil y algunos de la Asean se comprometan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero todavía no se vislumbran las prometidas transferencias financieras y tecnológicas que los ayuden a cambiar de un sistema de producción a otro.

Los países desarrollados tienen la responsabilidad histórica de ayudar a los países en desarrollo porque ya se apropiaron de la mayor parte del “espacio atmosférico” disponible.

Si la temperatura mundial promedio aumenta más de dos grados Celsius los efectos serán desastrosos. Para evitarlo, las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera deben limitarse a 450 partes por millón (ppm) y para 2050 las emisiones mundiales deben reducirse entre 50% y 85% comparadas con las de 1990.

El tema clave para el “acuerdo mundial” de Copenhague es cómo repartir equitativamente esa reducción. Los países desarrollados proponen una reducción del 50% para 2050 y están dispuestos a asumir el 80% de la misma, lo que dejaría el 20% restante a los países en desarrollo.

A efectos del clima, lo que importa es el total de gases emitidos. Pero desde el punto de vista del bienestar humano, lo que cuenta son las emisiones por habitante. Como la población de los países desarrollados no crece, será la misma que su reducción general de 80%. Pero como en los países en desarrollo la población se duplicará en ese periodo, su reducción por habitante terminaría siendo del 60%.

No es justo pedir a los países en desarrollo, que parten de niveles muy bajos de consumo individual, que asuman una reducción de emisiones por habitante apenas por debajo de la que están dispuestos a asumir los países desarrollados. Aun cuando los países más ricos redujeran sus emisiones a cero (o sea 100% de reducción), para no llegar al límite de calentamiento de dos grados se necesitaría que los países en desarrollo bajaran sus emisiones por habitante en 52%.

Para que los países en desarrollo mantuvieran su nivel actual de emisiones por habitante, los países desarrollados deberían reducirlas en 213% para 2050. En otras palabras, estos últimos deberían reducir sus emisiones a cero y crear además sumideros para absorber un volumen de gases de efecto invernadero equivalente a otro 113% de sus emisiones de 1990.

Referencia
Propia



    Martin Khor

    Martin Khor

    Opinión

    Colaborador

    Loading...

    Deje un comentario