Guerra

Ninguna guerra es buena porque evidencia las peores atrocidades de las que son capaces los hombres de estas tierras. La guerra es hermana de la barbarie y prima de la destrucción, la miseria y la muerte. Nadie debe alegrarse con una guerra aunque estalle en el confín del mundo. Cualquier enfrentamiento armado de los hombres atañe a todos los hombres de este planeta. Parece mentira, pero ayer en pleno viernes santo el mundo se alborotó con una inminente guerra.

| 30 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 537 Lecturas
537

Corea del Norte había declarado de forma oficial el “estado de guerra” con Corea del Sur y el mundo centró sus ojos en esa parte del mundo. Los entendidos indican que “estado de guerra” no es lo mismo que “declaración de guerra”, que es más bien un estado de alerta, es decir, Corea del Norte ha indicado que está listo para atacar en cualquier momento.

El norcoreano belicoso Kim Jong-un ha ordenado a sus fuerzas que se coloquen en posición para atacar en cualquier momento a Estados Unidos y a sus instalaciones militares en Corea del Sur y en las islas de Hawai y Guam; y el país de Obama advirtió, en respuesta casi inmediata, que tiene la capacidad y la determinación de defenderse de sus amenazas. La cosa es muy grave y el mundo puede temblar.

Las consecuencias de esta posible guerra son impredecibles y si esto sigue avanzando el mundo está en peligro por el tipo de armas nucleares que tienen los países que pretenden patear el tablero de las conversiones.

Corea del Norte con su decisión empuja a un rincón los acuerdos de no agresión alcanzados con Corea del Sur luego de la famosa Guerra de Corea entre 1950 y 1953. Todo puede pasar y lo más probable es que las noticias internacionales estarán inundadas de muerte y destrucción.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com