Gringasho

Alexander Manuel Pérez Gutiérrez cumplirá 18 años de edad este 19 de febrero contando en su haber macabro con más de 12 muertos entre hombres y mujeres.

| 07 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 814 Lecturas
814

Comenzó en el sicariato (matar al prójimo por encargo) a los 14 años de edad asesinando a sangre fría, con premeditación, alevosía y ventaja, a la enamorada infiel de su primo. La Policía encontró el cadáver de la mujer descuartizado en un frío arenal de Chimbote y este hecho escandalizó el lugar que catapultó al asesino. Gringasho empezó así en el sendero verdugo del hampa. Fue un niño concentrado en el mal. No entraba al colegio y su hogar era tan disfuncional que jamás entendió qué es el cariño de un padre bueno o madre abnegada. Lo rodearon integrantes de bandas poderosas del norte. Le enseñaron a usar armas letales de todo tipo, le enseñaron a malgastar el dinero ajeno y volar lejos con las drogas más caras. En la vida de Gringasho no había retorno a la buena vida porque nunca conoció a esta forma de seguir los pasos. Se convirtió en el sicario adolescente de bandas como “Los Malditos de Río Seco” por sus agallas sin freno y por su edad, que garantizaba su impunidad. El matón juvenil, que le puede quitar sin miedo la vida a su prójimo, engendró, sin embargo, una hija. Tiene dos fugas estelares. La primera vez escapó del reformatorio de Trujillo y la segunda vez de la coladera llamada Maranguita, el último día del 2012. Ayer fue capturado por la Policía en Santa Anita, a media hora de Maranguita. Tenía en su poder una pistola americana calibre 45. Gringasho está encerrado otra vez. Esperamos que no escape de nuevo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Espere...
0.568977117538