Gobernanza y Derechos Humanos

Los conflictos socioambientales existentes en nuestro país, han colocado en el escenario público y el discurso social a los Derechos Humanos, especulándose generalmente que éstos se convertirían en un obstáculo para el desarrollo del país.

| 08 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1378

Sin embargo, debe considerarse que la existencia de ciudadanos que conocen sus derechos y los reivindican, no es un problema; el problema existe y se agrava si es que el Estado, el gobierno, las empresas y los propios ciudadanos ignoran u olvidan que también tienen deberes de cumplimiento respecto a esos Derechos Humanos y que no es una buena estrategia negar su existencia, modificar su contenido o postergar su reconocimiento.

Toda acción generada por el Estado, como las políticas, planes, programas, normas y proyectos, deben ser concebidos considerando el “Enfoque de Derechos Humanos”. Este enfoque implica considerar que la formulación, implementación y ejecución de las acciones estatales mencionadas anteriormente (sea cual fuera el tema a desarrollar, por ejemplo el energético, el aprovechamiento de recursos naturales, etc.) debe considerar necesariamente como objetivo principal la realización de los Derechos Humanos, tomando como orientación de su labor los principios y normas contenidos en los tratados internacionales de Derechos Humanos. Asimismo, también significa la identificación de los titulares de derechos y aquello a lo que tienen derecho, la identificación de los correspondientes titulares de deberes y las obligaciones que les corresponden, procurando fortalecer la capacidad de todos los titulares de derechos para poder reivindicarlos, así como fortalecer a los titulares de deberes para cumplir sus obligaciones (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: 2006).

Los Derechos Humanos y la Gobernanza (participación, rendición de cuentas, transparencia y responsabilidad del Estado) se fortalecen mutuamente. La aplicación plena del Enfoque de Derechos Humanos, en las acciones estatales, así como en los procesos e instituciones públicas de gestión y administrativas refuerza la Buena Gobernanza, ya que genera la confianza suficiente en el sistema democrático cuando se responde efectivamente a las demandas políticas, sociales y económicas planteadas por la población. De igual modo, la existencia de una Buena Gobernanza, establecería y fortalecería la existencia de instituciones públicas y procesos que guíen al Estado en el mantenimiento de un buen clima para el ejercicio y desarrollo de estos derechos.

En el caso específico de las actividades extractivas, una aplicación de este enfoque con especial referencia a los derechos colectivos de los Pueblos Indígenas, significaría no basarse únicamente en un análisis costo beneficio o en evaluaciones ambientales técnicas de los proyectos de inversión, sino también considerar el posible impacto en los Derechos Humanos que causarían estos proyectos. De esta manera, si se pondera únicamente al componente ambiental de los Instrumentos de Gestión Ambiental sin una visión integral que incluya además lo económico, lo social y el Enfoque de Derechos Humanos, contradeciría el artículo 1° de la Constitución Política peruana: “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado” y por ende la visión de desarrollo sostenible del país.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...

Irene Ramos Urrutia

Amazonía y Buen Gobierno

Derecho, Ambiente y Recursos Naturales - DAR