Gas del Lote 88 está secuestrado e hipotecado por monopolio exportador

El inefable Sr. Saba, Presidente de Perú Petro, continúa su campaña de psicosociales distractivos.

Por Diario La Primera | 23 set 2010 |    

Anuncia que se ha recuperado el gas del lote 88 pero al mismo tiempo dice que el gas está hipotecado a los bancos, que está secuestrado. ¿Saba contra Saba? ¡No! Es una maniobra tan burda, que se cae sola. Primero “anuncio” que existen más de 30 TFC de reservas en Camisea, sin haber realizado exploración alguna, cuando son 8,8 TCF las reservas probadas reconocidas por la empresa Pluspetrol. Ahora, declara en solitario que el gas del lote 88 ya se ha recuperado y será solo para el Perú. El Monopolio Exportador de Camisea hace mutis y no dice nada sobre Saba pero en sus publireportajes lo desmienten (Ver el artículo publicado el 22 de septiembre en las páginas 12 y 13 de La Primera, con la repuesta al “régimen de soberanía” que sobre el gas de Camisea impone el Monopolio Exportador con el gobierno. Verlo también en www.poderciudadano.org.pe).

Saba se ha desmentido a sí mismo. No puede ocultar que el gas del lote 88 está hipotecado a los bancos que dieron préstamos al Monopolio Exportador. Los 2 TFC del lote 88 ilegalmente entregados por el gobierno de Toledo, ya están bajo titularidad de los bancos. Este gas está, por tanto, secuestrado. Es decir, está inmovilizado, separado, desde la ilegal adenda al contrato, pues forma parte de la cuota de exportación. Este secuestro del gas es lo que genera el desabastecimiento nacional y regional, entre otros la falta de gas para el gasoducto y la petroquímica del sur y también la falta de gas para la masificacion domiciliaria, regional, y del transporte.

Es una falsa alternativa, que el Monopolio exportador podría poner otros activos de Repsol para cambiar el secuestro hipotecario. Ya se evidenció respecto a la propuesta de utilizar las reservas del lote 57, y que devolviera al Perú las de lote 88. No lo hizo. Más bien, ya subastó el lote 57 al mercado de Lima, y en especial a su propia empresa refinera La Pampilla. Un vice-ministro del gobierno aprista, denunció que estaban en danza más de 7 mil millones de dólares cuando entre el gobierno y Repsol rechazaron esa posibilidad.

Saba agita falsas promesas, pero su contenido real ya ha sido anunciado por el vice ministro de Energía y Minas. Señaló en Cusco, que este “acuerdo” consiste en incluir como adenda en el contrato la oferta que hace años anuncia el Monopolio Exportador. Es decir que dicha empresa no podrá utilizar para exportación por 5 años las reservas probadas, pero seguirán inmovilizadas y las irán “devolviendo” al Perú a medida que tengan nuevos descubrimientos en exploración. Es un doble engaño. El gas está inmovilizado desde la firma del contrato, al ser parte de la hipotecada “cuota de exportación”. Además, dicen que hasta el 2015, el Monopolio Exportador podrá descubrir más reservas probadas en el lote 56, las que irían “sustituyendo progresivamente” las inmovilizadas del lote 88, para lo cual en los próximos dos años invertirá en exploración US$ 175 millones, a cuyo ritmo se sujetan. No han realizado exploraciones estos años y ahora abren un abanico de solo palabras. De este modo, con esta burda “Adenda”, que ya tienen en Pacto Secreto, buscan trasladar el asunto al próximo gobierno. Vanamente creen que estas maniobras distractivas podrán detener la mayoritaria lucha patriótica que exige recuperar ahora para el Perú el gas de los lotes 88 y 56, como lo exigen foros, referéndums, marchas, lavados de banderas y propuestas de ordenanzas regionales en defensa del gas.


    Manuel Dammert Ego Aguirre

    Manuel Dammert Ego Aguirre

    Opinión

    Comentarista