Ganó por KO

Tenía que escribir sobre Donny Neyra. El nivel del volante de Universitario es sensacional. Además de los servicios o pases de gol y los tantos, todos brillantes, comenzó a realizar jugadas vistosas. Como es ruleta antes del gol de Miguel Torres. En fin, me dejó una grata impresión y merecía palabras de elogio. Pero cuando llegué a mi casa y vi en diferido el partido del América de México ante Flamengo no podía dejarlo pasar.

| 09 mayo 2008 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 545 Lecturas
545

América de México tenía todo en contra. De 30 puntos sólo habían ganado uno. En el primer partido cayeron 4-2 de local. Jugaban en Brasil. En el Maracaná. Ante el equipo más popular de Brasil. Que fue campeón de la Copa intercontinental en 1981 y por eso tiene una estrella en el pecho.

Siempre pensé que América era el equipo más importante de México. Contrataba jugadores internacionales y jugaba bien.

Todos los países tienen un club que lleva la bandera de la nación. Colo Colo en Chile, Peñarol en Uruguay, Bolivar en Bolivia, Olimpia en Paraguay como Real Madrid en España o Ajax en Holanda.

Tenía la idea que América era el de mayor jerarquía en el país azteca. Pero muchos me decían que era Chivas. El equipo que no admite extranjeros.

Pero algo más le faltaba al América. Hasta los mismos mexicanos, dudaban de su capacidad. Pese a contar con Salvador Cabañas considerado el mejor jugador del continente, ganarle por tres goles de diferencia a un equipo brasileño en su propio campo para eliminarlo no lo había hecho nadie en toda la historia del balompié.

Uruguay le ganó 2-1 a Brasil en su propio mundial. Boca superó 4-2 a Paysandú luego de perder 1-0 en Buenos Aires. Pero tres goles de diferencia a un brasileño nunca.

América tuvo algo a su favor. Y es que los brasileños festejaron hasta altas horas de la madrugada del lunes por la consecución del título carioca. Además su técnico Santana se marchaba para dirigir a la selección de Sudáfrica. Anunció a los medios brasileños que le daría descanso a algunos de los titulares y pondría jóvenes.

El técnico, la afición y los medios de comunicación brasileños no venían por donde podría ganar América.

Pero allí es donde sale a flote un equipo de jerarquía. Los mexicanos aprovecharon todo aquello y terminaron ganando por KO. Flamengo fue el payaso del circo. Y la historia recordará como uno de los resultados más heroicos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com