Ganamos ¡Pero el abismo fiscal está cerca!

Ganó Obama, frente a una de las derechas más retrógradas acicateada por el Tea Party. Ganó Obama con el voto latino y de las minorías. Ganó frente a una campaña que lo acusaba de comunista y socialista.

| 08 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 919 Lecturas
919

Ganó la reforma de la salud de Obama, una reforma que amplía el derecho a la salud a decenas de millones de personas y que refuerza la prioridad de la salud pública por sobre los intereses privados. Aunque se trata de una reforma parecida a la que Romney estableció cuando fue gobernador de Massachusets, los republicanos se han opuesto a ella férreamente por los intereses a las empresas de seguros y por una ideología neoliberal extrema, amenazando con derogarla si ganaban la elección.

Ganó el derecho de las parejas del mismo sexo a casarse en los estados de Maine y Maryland, la primera vez que el voto popular afirma este derecho.

Ganaron los demócratas una mayoría más firme en el Senado, entre otros derrotando en Indiana al republicano Richard Mourdock que dijo que la concepción por violación era “la voluntad de Dios”. Ganaron eligiendo a Elizabeth Warren como senadora por Massachusets. Ella ha sido una destacada defensora de los consumidores frente a los grandes bancos y promovió en los años pasados – por encargo de Obama – la creación de la nueva Agencia de Protección Financiera de los Consumidores.

Sin embargo, no podemos sino recordar que en el tema general de la regulación del sector financiero el primer gobierno de Obama ha sido francamente decepcionante, y que los grandes bancos que provocaron una crisis financiera brutal (que está demandando a la fecha rescates y emisiones monetarias por más de 14 trillones de dólares), gracias a un lobby feroz y millonario han terminado hoy con mayores ganancias que antes, a pesar de lo cual no dudaron en poner decenas de millones de dólares en la campaña de Romney contra Obama.

Tampoco esta campaña norteamericana se ha caracterizado por su responsabilidad ambiental; por el contrario, apoyados por las nuevas tecnologías para el shale gas, las referencias y compromisos en relación al cambio climático han brillado por su ausencia.

Los republicanos mantienen el control de la Cámara de Representantes o Cámara Baja. Debido a que a fin de año expiran varias leyes, si no se hace nada un ajuste fiscal del 4,5 por ciento del PBI golpearía la economía norteamericana llevándola, con seguridad, a la recesión. El asunto es tan serio que ha sido bautizado como el abismo fiscal”. En el pasado, los republicanos han “tomado de rehén” la política fiscal de manera irresponsable – vean el excelente tercer episodio de la serie Newsroom al respecto”-, amenazando con impedir el funcionamiento normal de la economía buscando lograr que perpetúen las exoneraciones fiscales a los ultrarricos. Como ha remarcado Paul Krugman más de una vez, la apuesta del primer Obama de buscar un acuerdo bipartidario en el Congreso ha sido respondido por la actitud más agresivamente opositora de que se tenga recuerdo por parte de los republicanos.

Noriel Roubini, el economista que se hizo famoso al predecir la crisis del 2008, pronostica como probable que se termine con un ajuste fiscal del 1,5% del PBI, lo que llevaría al estancamiento de la economía norteamericana el 2013, con consecuencias globales. En las próximas semanas, el primer y enorme reto que enfrenta Obama en este segundo mandato es precisamente ese: cómo resolver el problema del “Abismo fiscal”, para lo que tiene menos de 8 semanas de tiempo. El reloj marca los minutos en cuenta regresiva.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Pedro Francke

Opinión

0.75056886673