Galeano viejo nomás

Es una forma coloquial rioplatense de expresar admiración por una persona, el escritor Eduardo Galeano se animó a escribir sobre la movilidad humana y lo hizo de forma brillante, reflexionando y analizando el tema como el más erudito en la materia y es que se limitó a utilizar el más común de los sentidos (el sentido común), algo que los seres humanos del siglo XXI cada vez utilizamos menos.

| 15 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1322

El mundo viene produciendo vehículos motorizados a un ritmo muy parecido a los latidos del corazón, se fabrica un vehículo por cada segundo de vida en el planeta. Hoy se estima que existen 1,100 millones de automotores que circulan en el mundo entero y la población está cercana a los 7,000 millones de seres humanos, poblándolo. ¿Se imaginan ustedes si todos los habitantes tuvieran y vehículo automotor? No alcanzaría el petróleo para movilizarlos, por cierto, nos asfixiaríamos con la polución generada en el hipotético caso que pudieran funcionar. Pero las reflexionas también van por otro camino, Galeano plantea una seria reflexión cuando expone el derecho de matar y escribe así, en Alemania existen más vehículos automotores que todos los vehículos existentes en América del Sur y África, pero en esta parte del mundo, de cada 4 muertos en incidentes viales a nivel mundial, 3 pertenecen a esta parte del planeta y 2 son peatones. Otra reflexión interesante, el 20% de los habitantes del planeta poseen el 80% de los vehículos automotores producidos a nivel mundial, pero el 100% de los habitantes sufren sus consecuencias. El vehículo automotor, hoy en día lo podemos comparar con un arma de fuego y acelerar significaría disparar, con el mismo placer y sensación de poder. Y los peatones muertos en las pistas latinoamericanas y africanas podríamos compararlos con una de safari bajo ruedas. Otro paralelo interesante, en las ciudades latinoamericanas circulan un reducido porcentaje del parque automotor mundial, pero lo paradójico es que algunas de estas capitales se encuentran entre las más contaminadas del mundo. Nunca tantos seres humanos hoy, sufren por tan pocos, continuaré mañana, vinculándolo con nuestra realidad inmediata.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle