Fujimori está sanito

El 27 de setiembre de este año, Alberto Fujimori escribió una carta de su puño y letra, antes de salir de la clínica San Felipe, a donde había acudido a recuperarse de un granuloma en la boca, que es una herida que no puede cicatrizar con facilidad por las condiciones normales de humedad en la cavidad bucal.

Por Diario La Primera | 11 octubre 2012 |  661 
661  
En aquella misiva, que Keiko dio a conocer aquel día en que anunció que su padre había aceptado pedir el indulto humanitario, el exdictador indica: “Queridos amigos, en muy pocas horas abandonaré las instalaciones de la clínica San Felipe, luego de haber superado satisfactoriamente y gracias al cuidado y competencia de mis médicos y de su personal auxiliar, las complicaciones post operatorias, que obligaron mi internamiento. Esto significa que ya fue controlado el granuloma aparecido en la lengua (…) Yo seguiré luchando por mi salud, mi libertad y mi inocencia. Un fuerte abrazo, Alberto Fujimori”.

Esta carta es esclarecedora y había que prestarle atención. Fujimori dice que ha superado satisfactoriamente el granuloma por el que fue internado. No habla en ningún momento que tiene cáncer o que éste es un peligro para él. Hay que ser claros en que Fujimori fue internado la última vez por un granuloma, es decir, en setiembre de este año, el papá de Kenji estaba estable de salud, recuperado, sin un cáncer maldito que le complicara la vida.

Ahora bien, Keiko ha negado reiteradamente que ella haya dicho que su padre padece de un cáncer terminal. Lo ha negado varias veces y eso está muy claro ya. Ayer, luego de presentar formalmente el pedido del indulto, Keiko indicó: “Esta solicitud de indulto humanitario está argumentada principalmente usando criterios médicos. Hemos adjuntado todas las patologías de las cinco operaciones y cirugías que ha tendido mi padre en la lengua. En la que muestra, por ejemplo, que en 1997 él tuvo un carcinoma epidermoide bien definido. En el 2008, él tuvo un carcinoma epidermoide microinvasor; y estamos añadiendo también las opiniones de la junta médica que ha evaluado a mi padre a lo largo de este tratamiento de muchos años”. Keiko se remonta hasta 1997 cuando Fujimori se alucinaba Dios y salta hasta 2008. No dice que su padre está enfermo hoy. No lo dice porque Fujimori está sanito. En fin. El pedido ya se hizo, pero que lo saquen está verde, porque a todas luces Fujimori es un reo que goza de privilegios como ningún reo en el Perú y no merece indulto.
Referencia
Propia

    El Escorpión

    El Escorpión

    El Escorpión

    elescorpion@diariolaprimeraperu.com

    Loading...

    Deje un comentario