Frases hirientes

- Que Patricia del Río no se preocupe. Lo malo sería que las rabonas la aplaudiesen.

- Las primeras en tomar medidas son las funerarias.

- El Punto G es el centro de gravedad de las mujeres.

Por Diario La Primera | 28 jun 2009 |    

- Las prostitutas recobran el sentido.

- El fanatismo sólo produce opiniones divididas.

- La emergencia sanitaria es cuando todo se sabe.

- Las gatas pegan el crito en el celo.

- Pancho Villa fusilaba hasta la pared de enfrente.

- El vitiligo es una forma de quitarse.

- La próstata es lo primero que se arrima a la prescripción.

- El sol rabia a lo lejos.

- Hay diarios que se hacen con muchas bovinas.

- Cuando vives del crédito viene el tren de vida y te atropella.

- General Motors está tan quebrada que se acogerá al fraccionamiento.

- El dengue es la mayor prueba de la inmortalidad del mosquito.

- Hay marihuana que viene con piloto automático.

- Y muchas musas vienen del cuento.

- Richard Webb siempre habló como si no fuera a cobrar.

- Los matrimonios terminan cuando uno de ellos se da cuenta.

- Los obesos andan con el corazón en la boca.

- La autocrítica en serio se llama suicidio.

- El coma es como un medio pasaje.

- Los antros de perdición son lo que más fácilmente se encuentran.

- La idea de la jaqueca no me la pude sacar nunca de la cabeza.

- Cuando está con su novia, Bryce es un escritor comprometido.

- Los trapecistas carecen de estabilidad laboral.

- Le importaba un cuerno dónde estaba su mujer.

- Cuando la derecha te pide callar se refiere a la boca del estómago.

- Los mejores planes de contingencia se llevan a cabo en un coche.

- “El Big Bang es ese bandido que perseguía a Eliot Ness”. (Cecilia Valenzuela)

- Los desempleados sueñan con esa cama de una plaza.

- Bomba inteligente es la que se pegan los poetas.

- La TV pasó de caja boba a caja fuerte.

- No es que García no se bañe. Es que tiene los pies de barro.

- Las tortugas tienen la concha de llegar siempre tarde.

- Todas las puertas son de escape.

- Los adúlteros están con un pie en la otra.

- El minimalismo del cerebro se ha puesto de moda.

- García pedía siempre la cuenta.

- Al final, las mujeres se quedan de una pieza.

- Kuzinsky es, en materia de ideas, pura economía.

- Las perras no tienen amantes sino guardaespaldas.

- La muerte es un recurso de último momento.

- Dice Cipriani que se preocupa por los derechos humanos. ¿Nos cree cojudos?

- Del tronco de Bolívar también han bajado macacos.

- El vino “Pinochet” ya viene convertido en sangre.

Referencia
Frases hirientes

    César Hildebrandt

    César Hildebrandt

    Opinión

    Columnista