Frases hirientes

- El padre Cutié era un miembro notable de la Iglesia.

- Era tan escaso de imaginación que sólo veía garzas reales.

- “No traicioné a nadie porque no tengo amigos ni principios”. (Judas Farah)

| 21 junio 2009 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.8k Lecturas
1870

- El trópico de cáncer es el de la piel.

- No es cierto que las ratas abandonen los buques en peligro. Muchas veces los capitanean.

- El de Alan García será un gabinete en la sombra cuando todo esto termine.

- Lúcar ha vuelto a no ser.

- Los suicidios se hacen a mano.

- Valle Riestra siempre es el mismo de mañana.

- A las mujeres hay que levantarlas temprano.

- El amor bota un polvillo que se llama matrimonio.

- La mujer es una propiedad horizontal.

- El secreto de los patéticos es que no lo saben.

- Hay escritores que escriben para la posterioridad. 

- Si el pisco es chileno y la chalaca chilena, entonces Neruda nació en Huacho.

- ¡Si Barrantes se hubiese unido a la izquierda de Cueto!

- Beria era un cerdo a la izquierda.

- Las fronteras de Israel están tan vivas que ya llevan caminando cuarenta años.

- Eran tantas las viejas y tan secas estaban que uno se preguntaba si aquella reunión terminaría en un incendio forestal.

- El pobre Rock Hudson, víctima de la homofobia, actuaba doblemente.

- Gorbachov era tan fuerte que se cargó un país.

- Discutir con un mono es imposible. Se va por las ramas.

- Para hacer el humor hay que haberlo perdido.

- Las mujeres que nos dejan plantados es que nunca habrían llegado.

- “Yo la quería patita”. (El pato Lucas)

- “Los perros nos atacan y no avanzamos un centímetro”. (El verdadero Alonso Quijano)

- El fascismo se tomó en serio aquello de que Italia es una bota.

- Su humor dependía de con qué P se levantaba.

- Lo que no saben los hipocondriacos es que están enfermos.

- Los pavos son ateos en defensa propia.

- Alan García jamás olvidará el primer trencito que le regalaron.

- Lo que le falta al Ejército son galones de pinesol.

- Bergamino fue hallado en estado coimatoso.

- Lo primero que hizo Emilio Botín fue hipotecar su apellido.

- La superstición es la religión sin imprenta.

- Montesinos no fue un traidor. Fue un nómada de la lealtad.

- En Argentina el cáncer de boca se llama River.

Loading...


En este artículo: |


...

César Hildebrandt

Opinión

Columnista