Filosofía castillista del paro

El paro debe ser pacífico, por eso sacamos a las Fuerzas Armadas a las calles el 9 de julio, e insistiremos tercamente en la ley que exime de responsabilidad a soldados y policías cuando producen muertos y heridos al usar sus armas de fuego, durante las manifestaciones públicas. O sea, pacífico pero con tanques en las calles.

Por Diario La Primera | 09 jul 2008 |    

Respetamos, claro, el derecho a la protesta. Por eso estamos dictando una disposición para que se pague una bonificación (15 soles, pero algo es algo) a los que rompan la huelga y además pondremos hombres armados en el transporte público. Ilegalizamos la medida y estamos estudiando qué sanciones pueden recaer en los huelguistas.

Los gremios pueden parar, no hay problema, pero eso no quita que el premier esté 24 horas al día, desde hace dos semanas, haciendo reuniones con gremios fantasmas para que no acaten el paro y lanzando ofrecimientos de arreglo, que antes no hacía, al que declare contra el paro.

Tenemos fundado temor que los vándalos se aprovechen de la situación para producir actos incontrolables y afectar la imagen del país, y en mérito a ello hemos decidido mantener la reunión de APEC en Cusco, el día del paro, para que los organizadores de la protesta se encarguen de la llegada, desplazamiento y tranquilidad con la que se desarrollarán las sesiones. Y ya se les ha advertido a los cusqueños que si hacen paro no habrá APEC en noviembre, y se prohibirá a los visitantes viajar a esa ciudad y conocer Machu Picchu.

Los paros no deben ser políticos, sino puramente laborales, o sea los que tienen objetivos políticos no deben participar de ellos, como ocurrió con el de 2004, en el que participó el APRA contra Toledo, y García marchó por Alfonso Ugarte repartiendo pataditas y preparando su candidatura para el 2006.

Al gobierno no le preocupa el paro, porque finalmente qué representatividad tiene la CGTP (si Aldo M ya descubrió que sus direcciones corresponden a chifas o fotocopiadoras), y no sé cuántos gremios han dicho que no acatan, y finalmente porque después del 9, lo que viene es el 10, según genialidad matemática de AGP, o sea no hay problema, pero todos los días García, Del Castillo, Rey, Aráoz, Garrido, Gonzales, Cabanillas y otros declaran sobre el paro que no importa, aumentan sus presiones, piden más titulares a sus amigos de los diarios, reúnen más tropa, buscan más rompehuelgas, etc.

En la coherencia, hermanos, qué le vamos a hacer.


    Raúl Wiener

    Raúl Wiener

    POLITIKA

    Analista