Fidelidad e infieles

Perdonar es difícil, tanto que hay ofensas que nunca se pueden superar. Una de ellas es la infidelidad, concepto que remite a su antónimo: fidelidad, y ésta a sus practicantes: los fieles.

Por Diario La Primera | 24 ago 2009 |    

El valor que las diversas culturas le han dado a la fidelidad depende en gran medida de las reglas de uso, de las tradiciones religiosas y familiares de una sociedad determinada. Lamentablemente la vara con la que muchas sociedades miden la infidelidad es implacable para las mujeres y laxa para los hombres.

¿Se puede perdonar a los infieles? Algunas parejas responden que sí, pues finalmente sobrevivieron al descubrimiento de la infidelidad. Pero otras se niegan a otorgar el perdón porque no lograron superar la crisis que supone la infidelidad, debido a que en uno o en otra predominaron los sentimientos de traición, ruptura, pérdida de confianza y desolación.

Muchas veces, a pesar de que la infidelidad pudo ser una "llamada de atención" acerca de que algo funcionaba mal, o una expresión de la falta de habilidades de una y otra parte para desarrollar una buena comunicación, no se ve de manera crítica. Así, sin más se exhibe al o la culpable y, cual condenados por tribunal divino, se les arroja al castigo y se les niega el perdón.

Este es un tema muy polémico; hay mucho por decir. Lo importante es conversarlo con tu pareja, para saber qué motivó la infidelidad, ir en busca de terapia en pareja también puede ser de ayuda.

    Carola La Rosa de Luque

    Carola La Rosa de Luque

    Apropo...sito de sexo

    Columnista