Festín macartista

Uno de los peores enemigos de la democracia, de la política y de los políticos es el miedo. Sobre todo cuando este es fabricado interesadamente. En estos días estamos presenciado un operativo realmente formidable, justamente, para sembrar el miedo en nuestra sociedad y continuar con la cacería de brujas.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
Festín macartista 1440

Lo que ha sucedido con Nicolás Lynch, luego con Salomón Lerner y ahora último con el canciller Rafael Roncagliolo son ejemplos descarados, por cierto, de la utilización política del miedo para dañar ya no solo honras personales sino también, como hemos dicho más de una vez, liquidar políticamente a grupos y personas progresistas. Para la derecha peruana, acaso una de las más reaccionarias y autoritarias del continente, todos aquellos que no piensen como ella deben de desaparecer del escenario político. Veamos los hechos.

Es inaceptable e inmoral lo que ha publicado Perú 21 el jueves 8 de noviembre respecto a una supuesta reunión entre el canciller Roncagliolo y el llamado “canciller de Sendero” Adolfo Olaechea. Prueba de este “encuentro” es la publicación de una foto, dada a conocer por el congresista fujimorista Rolando Reátegui y publicada por ese diario, donde aparecen Roncagliolo y Olaechea compartiendo una mesa.

Lo inmoral y falso en todo este asunto, es que dicha foto corresponde a un almuerzo de la promoción del colegio donde ambos estudiaron, un almuerzo de hace más de cuatro años, cuando Roncagliolo no era Canciller. Y quien aparece entre Roncagliolo y Olaechea es nada menos que Domingo García Belaúnde, hermano del excanciller José Antonio y del congresista Víctor Andrés, y hoy candidato al Tribunal Constitucional.



Hay que decir, además, que esa misma foto circuló el año pasado y que se volvió a publicar cuando el Canciller estaba a punto de ir al Congreso. Queda claro que estamos frente una burda maniobra política de gente sin escrúpulos y sin ética.

Lo mismo se puede decir de la primera plana de Correo respecto a las declaraciones de Salomón Lerner: “Lerner pide reconocer a Movadef. Propuesta demente”. E igualmente sobre lo publicado por el diario La Razón: “Epidemia roja en Cancillería. ¡Otro amante (se refiere a Lerner) de Sendero”. Ambos medios de comunicación, así como otros, saben que eso es mentira. Si se escucha o se lee bien las declaraciones de Lerner se puede rápidamente constatar que lo dicho por él, nada tiene que ver con lo publicado.

Lo que ha dicho Lerner es que si el Movadef cumple una serie de condiciones tales como “respetar el Estado de derecho, renunciar a cualquier intento de lucha armada y al pensamiento Gonzalo que tanto daño ha traído al país” podría pensarse en su legalización. Tampoco ha propuesto, como afirma Víctor Andrés Ponce (El Comercio 08/11/12) “legalizar” a Sendero Luminoso. Eso es otra grosera tergiversación.

Como también lo es lo afirmado por el fujimorista Francisco Tudela, quien asevera que Nicolás Lynch recibió “en su despacho” a una delegación del Movadef (Expreso, 06/11/112). Esa es otra invención. Se sabe ahora que la conversación entre el exembajador Lynch y esta delegación no pasó de dos minutos, que no fue en su despacho y que no fue nada amable. Es decir, todo lo contrario a lo dicho por algunos medios.

Y si bien se puede discutir si fue correcto o no este encuentro (lo mismo se puede decir sobre las declaraciones de Lerner) debe quedar en claro dos cosas: a) Roncagliolo, Lerner y Lynch, no son ni “cancilleres” ni “embajadores” de Sendero Luminoso ni buscan su legalización como hoy se quiere presentar; b) que la derecha, el fujimorismo y el aprismo están dispuestos a emplear cualquier recurso para liquidar al progresismo.

Me pregunto, finalmente, si con estos medios de comunicación, si con estos periodistas y con estos congresistas y políticos (Reátegui, Mulder y Bruce, entre ellos) es posible construir en el país una democracia inclusiva para todos los peruanos y peruanas. Como también qué hacen el Consejo de la Prensa, su Comisión de Ética y el IPYS frente a esta suerte de festín macartista basado en la mentira, en el agravio y en una prensa amarilla.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...

Alberto Adrianzén M.

Disonancias

Parlamentario Andino

Deje un comentario

Espere...
1.11792516708