Fénix a la brasa

Y en sus partecitas escondidas encontraré la luz verde del tráfico.

| 25 febrero 2009 12:02 AM | Columnistas y Colaboradores | 438 Lecturas
438

O en rojo, para preguntar. Yo quiero mi rabadilla de fénix (ave mitológica, por siaca). Y quiero que les devuelvan sus trabajos a esas cuatro ladies del escuadrón motorizado “Fénix”. ‘Desconocían mayormente’ que sus superiores son parroquianos del estrellato carnal virtual (Cholotube) –antes estuvo en YouTube y ni bola-. Además, el pollo a la brasa cumplió ayer 60 añitos –ta chibolo, como viejo- y por eso la rabadilla de una fénix cae a gusto. Ey, venganza malapalabrera contra esas autoridades que deberían comprender antes de mandar la cachiporra. La que está boca abajo, ceñida con braga clara como si fuera una estampa playera, es más bella que el floro monse de su ex madrina de ‘cuadra’: la congresista Luisa María Cuculiza. Fíjate que se pone ‘liza’ por un ‘cucú’. Ok, la institución policial tiene el derecho de limpiar su dignidad, pero sin la manopla dura de Meche Cabanillas, usada sólo para demostrar que es una versión trash de la recordada guardia Serafina. Y si se deja ver en el vídeo el uniforme, tan cerca a la piel en servicio, pues bienvenido a “1984”, de Orwell. Tan escasas son nuestras autoridades que no comprenden un ‘fuera de contexto’. Más acto de indisciplina se hace al aceptar una coima. Atrás, no se metan con mis Fénix. Tanta aberración con el cuerpo humano; qué pequeñas voces tienden para envejecer así la sociedad. Y todo por mostrar desnudos “soft” ¡Que no merma el respeto por la policía! ¿Qué sandunguera no posa ante la cámara? Pero claro, son mujeres, pues. Más recato en privacidad, ni las monjas. La tombería está tan maltratada que ahora, con delicado perfume, se convertirá finalmente en pisito de combi. Y les apuesto que Alan también canta mi canción: “Tengo el orgullo de ser peruano y soy fénix”.

Loading...



...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe

Deje un comentario