Ey, flaca ¿tienes de Pikachú o la de Simpson?

Ya Mesa Redonda es de un amarillo flagrante con sus ofertas “llévese cinco por el precio de uno”, creciendo como mástiles que extienden sus velas de ropas interiores amarelas hasta mi nariz; heme aquí y aquí heme (a lo Camotillo), buscando como loco esa prenda que ansía ella, esa que será defensa ante mis lanzas; acaso una catarsis contra todas las vibras negativas de harto cuco made in casa matusita de este año que cojea hacia el pozo y dándole la bienvenida al año nueve que se perfila como un guante feroz de Sugar Ray Leonard directamente a los sesos del fisco.

Por Diario La Primera | 30 diciembre 2008 |  762 
762  

Hacer el amor en Año Nuevo en la hora cero es el grito de guerra que mueve en silencio la ciudad. Es la consigna, la treta, la maña, la astucia en el ágape fijando la máxima gambeta; y consumar el deseo para salir al ruedo, nuevamente, hecho un guardián de la bahía. Los previos deberían ser con versos elegantes para susurrar la siguiente pregunta a la honorable: “Ey, flaca: ¿tienes de Pikachú o la de Simpson?”. Imagino a todas mis nais nais sandungueras con cada miniatura: qué motivo moteadito y qué bordado, estilo Badani arabesco o el beibidol de Mónica Sánchez en Bailando por un Sueño ¿O será con un nacionalista estampado de la Inca Kola? Pues uno es libre haciendo lo que precisamente nadie hace. Necesito esa emancipación para el Año Nuevo. Adioses y holas, todos juntos, e irme sólo contra la corriente. Bautizarme contra todas las cábalas patitas de conejo monsefús y ponerme el boxer transparente anti amarillo patito, o sea latear en pelotas. Y sólo ella, la bellísima, con la barrera de algodón. Raptar a la musa y recibir el Año Nuevo con todos los polvos, dejando atrás las uvas y creando nuevas maravillas para las siguientes generaciones.

Referencia
Propia



    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe

    Loading...

    Deje un comentario