Estado Móvil y la Inclusión Rural (II)

Con el permiso del ingeniero Walter Aguirre Abuhadba, vicepresidente del gobierno regional de Arequipa y responsable de la propuesta agraria del Plan de Gobierno de GANA PERU, hacemos público el texto que gentilmente nos envió.

| 26 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 2k Lecturas
2015

Querido Carlos, concuerdo plenamente con las propuestas para el “Estado móvil para la Inclusión Rural”, presentado por el Primer Ministro en su discurso ante el Congreso y reseñado en tu artículo de la semana pasada. Sin embargo, me permito sugerir que aparte de los cinco sectores que mencionas (educación, salud, infraestructura, seguridad y justicia), se debe incluir las antiguas Agencias Agrarias donde trabajaban los extensionistas (encargados de difundir las mejores prácticas agropecuarias) y sectoristas (responsables de hacer las supervisiones técnicas y normativas por sectores del área rural).

En nuestra propuesta agraria contenida en el Plan de Gobierno proponemos que se “ruralice” el Ministerio de Agricultura, acercándolo a los campesinos y productores. De ahí la necesidad de repotencializar las Agencias Agrarias.

La idea es más o menos la siguiente:

1) Hacer que las Agencias Agrarias (AA) de ser meros órganos de trámite se conviertan en entes promotores del desarrollo territorial a nivel de cuencas (o subcuencas, según sea el caso) con participación de los gobiernos locales, ONGs, asociaciones de productores y organizaciones de la sociedad civil de la zona.

2) Reasignar el personal profesional del Ministerio de Agricultura (MINAG) y de los Gobiernos Regionales (GR) a las AA, donde de manera itinerante y en el trabajo de campo supervisarán a los técnicos agropecuarios adscritos a cada AA. Debería incorporarse la importante experiencia de los Yachachiq (capacitación de campesino a campesino), tan bien conducida por Carlos Paredes.

3) Los proyectos especiales y de desarrollo del MINAG y los GR deben coordinar estrechamente con los Jefes de las AA; nada de protagonismos aislados.

4) Lo primero que se debe elaborar es un Plan de Ordenamiento Territorial coincidente con el ámbito de una cuenca o subcuenca hidrográfica, hay que ir desterrando los límites políticos que traban el desarrollo integral de las cuencas.

5) Seguidamente se debe hacer una Diagnóstico social-agroeconómico en el ámbito de intervención, así como un Plan de Desarrollo Agropecuario de mediano plazo (2012-2017).

6) En base a esos instrumentos se deben formular los Planes de Cultivos y Crianzas por módulos de productores asociados (200 a 500 hectáreas, según las zonas).

7) Para cada asociación se designará a los técnicos que harán las labores de Asistencia y Seguimiento de los Planes y otorgarán el Aval Técnico que requieren para conseguir un Crédito de Campaña o Avío Agropecuario.

8) Las autoridades financieras le pagarán a los técnicos un bono financiero a la recuperación del préstamo.

Con este esquema estaremos impulsando la planificación agropecuaria concertada (como se hace en los países desarrollados), para evitar la escasez o las crisis de sobreproducción y al mismo tiempo estamos promoviendo el Crédito Supervisado que tuvo tanto éxito hasta antes del primer gobierno de Alan García.

Con el ánimo de contribuir al debate lanzo estas ideas para vuestra consideración.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Carlos Tapia

Opinión

Columnista

0.595823049545