Escopeta de dos cañones

Estornudar: “Despedir o arrojar con violencia el aire de los pulmones, por la espiración involuntaria y repentina promovida por un estímulo que actúa sobre la membrana pituitaria”; mojar con líquido al que está frente a ti si es que no te da tiempo de cubrir tu nariz poderosa con el brazo; expulsar líquidos extraños que molestan por salir y que fueron producidos por un resfrío que abundan en estaciones frías como esta.

| 03 mayo 2013 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 629 Lecturas
629

Hay que cuidarse del estornudo como quien se cuida del mal. Si estás sano, hay que cuidarse del estornudo ajeno; si estás resfriado, hay que cuidarse de tu propio estornudo. No es cosa de juego. Hay que combatir a esa gente que no cubre su nariz cuando estornuda. La nariz puede actuar como una escopeta de dos cañones.

Hay que combatirlos porque por culpa de estos el resfrío, el catarro, se propaga muchas veces de manera indetenible y deja a casi todos los habitantes de la ciudad con la nariz roja de tanto disparar.

No estornude por nada del mundo si está cerca de un niño; no estornude en lugares cerrados como El Metropolitano, la combi o el micro; abre las ventanas de tu casa si estornudas en tu sala y está totalmente prohibido estornudar en la cocina familiar.

El estornudo transita enfermedades como la gripe, el resfrío, el catarro o como quieras llamarlos. Hay que cuidarse del estornudo, hay que cuidarse del resfrío que te puede tumbar en la cama, que viene acompañada de fiebre y con manifestaciones variadas, especialmente catarrales.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario