¿Es posible una ciudad que eduque?

La ciudad no es sólo es un proyecto urbanístico, está conformada por muchos elementos que transmiten energías y conocimiento, logrando una interacción entre los espacios públicos, las instituciones y las personas que nos proponen una posibilidad de aprendizaje en la mismísima ciudad.

Por Diario La Primera | 28 jul 2010 |    

Constituye un bagaje de información con muchos significados que nos permiten permanentemente aprender de ella, porque contiene también su pasado. Los aspirantes a gobernar Lima, dentro de muy pocos días, deberían cuando menos pensar y reflexionar sobre este tema, la construcción de ciudadanía, más organizada y solidaria, para que sus habitantes sean capaces de convivir, aún en las grandes diferencias y poder solucionar diversidad de problemas y aspirar a una mejor calidad de vida que Lima y el Perú lo demandan cada vez más. La vida es un continuo proceso de aprendizaje, en el cual la ciudad influye muchísimo, para bien o para mal y en dicha construcción de ciudadanía a la que hacemos referencia, los ciudadanos somos creadores de cultura y a través de la memoria colectiva su recreación produce la posibilidad de recuperar su sabiduría y organizadamente pensando siempre por supuesto en la solidaridad con un bien común ineludible, si es que un futuro mas justo es el que anhelamos. Debemos a partir de ahora, reivindicar lo colectivo y lo público, por ejemplo, desarrollar buenos sistemas de locomoción urbana masiva, una educación pública de primer nivel para romper la tiranía de la educación privada de altísimo costo y mucho de rapacidad utilitaria. Vayamos en busca de la modernidad pero educando y con una actitud comunicativa, de participación con los ciudadanos que a la postre son los que dan el voto. Debemos lograr cambios en la conducta y los comportamientos del habitante, buscando la formación de ciudadanía como proyecto colectivo. En este aniversario de la patria es mi mejor deseo para todas las ciudades del Perú. Hasta mañana.

    Federico Battifora