Era cuestión de tener un poquito de paciencia.

Seguramente esta frase popularmente conocida por el Chavo del 8, “es que no me tienen paciencia”, es muy posible que la alcaldesa de Lima la debe de estar repitiendo, sin embargo ahora vemos como poco a poco se están dictando disposiciones para lograr dentro de este enredado plato de tallarines, un poco de ordenamiento, porque no se trata de reordenar como equivocadamente manifestaban las autoridades, sino de ordenar, si bien es cierto en algunas medidas hemos criticado, hay otras que son necesarias que con el tiempo veremos los resultados con un poquito de paciencia.

| 12 diciembre 2011 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.9k Lecturas
1915

Por ejemplo existen dos medidas que voy a resaltar y que están pasando desapercibidas, la primera medida fue el ordenamiento y el retiro de todos los ambulantes que prácticamente habían invadido la mitad de la Panamericana norte, el paradero conocido como la Primera de Pro, ahora se encuentra ordenada, el transporte urbano tiene su carril exclusivo para detenerse, la segunda medida que quisiera resaltar es la Resolución de Gerencia N° 236-2011 MML/GTU, en donde, dentro de muy poco tiempo todas las empresas, contarán con un lugar de estacionamiento, ya que en la actualidad existen varias empresas, cuyo paradero es la vía pública, ahora tendrán el arma legal para presentar el expediente técnico y de esta manera trasladarse a un lugar que corresponde, para el adecuado funcionamiento de los vehículos, que los operadores tengan un lugar donde asearse, descansar etc. En este caso quisiera recomendar a la autoridad para que antes de la elaboración el expediente técnico de reubicación del paradero, que tenga que realizar el representante legal de la empresa, permitirles que un técnico de la Sub gerencia de estudios, evalue preliminarmente la propuesta, si considera factible, que recién se elabore el expediente técnico y se presente para su aprobación y porqué razón lo decimos, por las malas experiencias del pasado, que falsos tramitadores que decían que tenían contactos dentro de la GTU, sus expedientes iban a ser aprobados cobrándoles a las empresas grandes cantidades de dinero y al final jamás cumplían, demorando los expedientes varios meses para su aprobación.Otra dificultad que se presentaba era sobre la incertidumbre que existía si el expediente no se aprobaba, prácticamente la empresa perdía el valor del terminal sea en forma de alquiler o compra. Es por ello, para que la empresa pueda invertir en un terminal, primero la autoridad debe garantizarles que su propuesta es factible. Por ejemplo, existe un caso específico, aunque seguramente habrá varios, pero el que yo conozco es algo que la autoridad debe dar solución, me refiero a la Empresa de Transportes Santa Cruz S.A., cuyo paradero se encuentra en la zona residencial de la Urb. Santa Cruz, en el Distrito de Miraflores, que por tratarse de esta zona no puede existir un paradero de buses, siendo notificada la empresa para que se retire, pero la empresa se pregunta ¿adónde me voy? Barranco y Chorrillos también son zonas residenciales, pero han conseguido un lugar aparente por las delicias de Villa, y existe la voluntad que la empresa compre este terreno, pero nuevamente se pregunta. ¿ qué pasa si la GTU no aprueba el nuevo recorrido para la reubicación del paradero?. Lo pierde todo, a tomar en cuenta esta recomendación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
0.579801082611