Enturbió la fiesta

Francamente, el cumpleaños de esta ciudad piola fue enturbiaba por Marco Tulio, la máscara del mudo Castañeda. Cuando se ríe, suena je-je-je.

| 19 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 675 Lecturas
675

Los que vivimos en esta ciudad tacu tacu quizá merecemos lo peor; pero Marco Turbio es demasiado. Si yo fuera su padre, lo castigaría en su poto calato en la plaza de armas. Ha alborotado toda la ciudad oponiéndose a una gestión honesta. ¿Por qué no trató de revocar a Castañeda Comunicore? Ya sabemos que él cobraba bien en su gestión. Un poco más y clasifica para la Historia Universal de Infamia de Jorge Luis Borges. Dicen que cuando era niño era tan espeso que por él inventaron el apanado. Lo sacarón del Apra por mala conducta. De la izquierda salió porque era chueco. En la derecha quiso pasar inadvertido, pero igual lo empujaron al grupo de los que hacían política como una forma de ganar dinero y poder. Fue así que se juntó con Castañeda y fue la época en que hizo trabajar menos a su cebrero. Pensaba con el bolsillo y le iba muy bien hasta que ganó Villarán. Ella se puso los pantalones y le quitó la mamadera. Ahora Marco Turbio quiere sacarla no solo a ella sino también a todos sus regidores. Sus familiares más educados lo miran como a un sapo. Todo empezó como jodiendo y ahora la cosa se ha puesto brava. Sus financistas le siguen dando plata y él no sabe en qué puede terminar la revocatoria. “Que termine en lo que sea”, piensa. Da risa cuando asegura que quiere a esta ciudad porque es conocido que en este mundo solo quiere su cuenta de ahorros. Si le dieran a elegir entre comer o recibir dinero, elegiría comer dinero. Se ha peleado con todos, algunos volvieron a ser sus amigos, pero el escrúpulo jamás retornó a juntarse con él.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com